Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AVA calcula que el granizo ha destruido más de 20.000 toneladas de caqui y naranja

También se detectan daños en Catadau, Alfarp, Algemesí o Albalat «Las zonas más afectadas son además las más limpias de ‘cotonet’»

El técnico de la cooperativa de Carlet Carlos Monzó muesra caquis daños por el pedrisco, en una imagen del martes. | PERALES IBORRA

La tormenta de granizo del lunes causó estragos en Carlet, aunque no fue el único municipio afectado. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) estimó ayer que la piedra ha destrozado más de 20.000 toneladas de caquis y cítricos en la Ribera, de las que 17.000 corresponden al término municipal de Carlet -14.000 de caquis y 3.000 de mandarinas y naranjas- otras 3.000 toneladas al de Catadau, en este caso caquis principalmente, mientras que también se han detectado daños de menor consideración en localidades colidantes como Alfarp, Algemesí e incluso Albalat de la Ribera.

El delegado de AVA en Carlet, Fernando Hervás, lamentó que, además, el pedrisco «ha caído sobre todo en los campos más limpios de ‘cotonet’, por lo que entre las plagas y ahora la piedra, la producción de caqui en Carlet se verá reducida a la mitad de lo previsto». Los daños en los cítricos, en cambio, se apreciarán mejor con el paso de los días, comentó, mientras señalaba que a las pérdidas de los productores habrá que sumar los jornales que se dejarán de generar ante la merma de fruta.

Ocho millones en pérdidas

AVA ha cifrado en ocho millones de euros las pérdidas provocadas en el campo por los primeros coletazos del temporal. El grueso de esa valoración corresponde a la Ribera Alta y, en particular, al caqui, aunque el granizo también hizo acto de aparición en Requena, donde se han detectado viñedos con un grado de afección del 50 %.

Como ayer adelantó Levante-EMV, una primera valoración de la cooperativa de Carlet ya alertaba de que la tromba de granizo que arreció el lunes por la tarde había afectado a un 25 % del término municipal y podía generar una merma de entre el 30 y el 33 % de la cosecha en una de las principalez zonas productoras de caqui.

Unas lluvias beneciosas hasta ahora para la mayoría de cultivos

Los partes meteorológicos alimentaban la preocupación de los agricultores aunque, con la salvedad de la tromba de pedrisco, AVA destaca que las lluvias registradas hasta ayer están resultando beneficiosas en líneas generales para los cultivos pendientes de recolección -cítricos, caquis, arroz, uva, olivos, hortalizasm...- «porque contribuyen a limpiar las plantaciones, mejorar el calibre y la calidad productiva, ahorrar en riegos y recargar los acuíferos». Por otra parte, el temporal ha paralizado la vendimia y la siega del arroz, así como la recolección de las variedades tempranas de cítricos y caquis. AVA relamó ayer ayudas directivas y fiscales para paliar las pérdidas.

Compartir el artículo

stats