Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cullera reduce el 60 % de la deuda y salda el plan de ajuste 11 años antes

El gobierno municipal, que heredó del PP una deuda de 32 millones, consigue sortear la quiebra

Fachada de la Casa Consistorial de Cullera. | LEVANTE-EMV

El equipo de gobierno de Cullera ha conseguido superar el durísimo plan de ajuste económico al que estaba sometido el ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda mucho antes de lo previsto, dado que el Gobierno de España preveía que el saneamiento de las cuentas municipales no se alcanzaría hasta 2032. Las autoridades estatales tuvieron que intervenir las cuentas municipales para imponer duros controles de gasto durante el último gobierno del alcalde Ernesto Sanjuán (PP) ante la grave crisis financiera que atravesaba el país tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

La salida del plan de ajuste redundará ahora en un mayor ahorro municipal. A partir de ahora se refinanciará la deuda pendiente con unas condiciones mucho más favorables y a través de una sola entidad bancaria lo que le permitirán ahorrar cerca de 600.000 euros en intereses.

Durante los últimos años, el ejecutivo municipal ha reducido el endeudamiento por debajo del 50%. El techo de la deuda se alcanzó en el año 2012, cuando el Ayuntamiento de Cullera registró un máximo histórico del 180% que lo llevó al borde de la quiebra.

La estabilidad económica, el cumplimiento de la regla de gasto impuesta por el Ministerio de Hacienda y de los límites de deuda, o la drástica reducción en el periodo de pago medio a proveedores, han sido necesarios para cumplir con los parámetros que han permitido salir del plan de ajuste. De hecho, el gobierno encabezado por Jordi Mayor acabó 2020 dejando el endeudamiento heredado en un 44%, cuando en 2015 el consistorio tenía que hacer frente a un endeudamiento de 32 millones de euros.

El ayuntamiento ha destinado este año el 26% del superávit de 2020, una cifra que superaba los 700.000 euros a reforzar el Plan de Emergencia Social, convirtiéndose así en el municipio que más ha invertido en servicios sociales en plena pandemia. «El esfuerzo en materia de política económica del Ayuntamiento de Cullera sigue dando resultados positivos», ha enfatizado también Jordi Mayor.

«Una victoria de todos»

El alcalde comunicó ayer la salida del plan de ajuste a los integrantes del gobierno local durante una de las comisiones de trabajo. La primera autoridad municipal no dudó en calificarlo de «un hecho histórico» cuyo mérito, matizó, «recae en la ciudadanía de Cullera, que durante años ha sufrido las consecuencias de la nefasta gestión del Partido Popular», remarcó la primera autoridad local antes de concretar: «Es una victoria de todos que nos resarce de los años negros para la ciudad de gobiernos del PP».

A juicio del primer edil, este éxito colectivo «es sin duda el mayor logro desde el cambio de gobierno, porque a partir de ahora permitirá a Cullera tener mayor margen de maniobra para el desarrollo de políticas municipales orientadas a potenciar el escudo social» y el crecimiento económico. «Hemos conseguido acabar con la quiebra municipal y al mismo tiempo convertirnos en una ciudad referente en inversión social por habitante sin aplicar recortes, sin subir impuestos y mejorando los servicios públicos», ha subrayado Jordi Mayor.

Compartir el artículo

stats