Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una exaltación atípica preludia unas Fallas ‘históricas’ en Alzira

Alba Carrió y Clàudia Dolz llaman a recuperar la fiesta de la «resiliencia» en octubre «con cautela y responsabilidad»

Las Falleras Mayores y las autoridades durante el acto de exaltación del sábado. | LEVANTE-EMV

La exaltación de las falleras mayores de Alzira, Alba Carrió i Clàudia Dolz, y de las máximas representantes de las seis comisiones que celebrarán las fallas del 9 al 12 de octubre devolvió fue única. Nadie puede discutir su carácter. Se celebró en La Cotonera, lejos del espacio habitual (el Gran Teatro), se vieron mascarillas por los rigores de la pandemia y se impuso un lazo conmemorativo a las falleras para un ejercicio fallero atípico que solo reunirá a seis (El Mercat, Plaça Major, Camí Nou, Hernán Cortés, San Andreu y Pintor Andreu) de las 35 comisiones locales.

La exaltación incluyó la lectura de los versos dedicados a Alba y Clàudia por parte del vicepresidente de la JLF, Vicent Enguix, y la escritora alzireña Alba Fluixa. A continuación, tomaron la palabra las falleras mayores. La pequeña Clàudia agradeció en su discurso el apoyo y afecto que le han mostrado a lo largo de estos últimos 18 meses llenos de incertidumbre y deseó a todo el colectivo fallero alcireño unas grandes fallas.

Alba Carrió, por su parte, aseguró comprender la postura de todos los falleros y destacó la necesidad de quemar y volver a crear los monumentos falleros porque esa es la forma natural de renacer. También hizo un llamamiento a la responsabilidad y cautela de los falleros para ser ejemplo de prudencia ante la covid.

El presidente de la Junta Local Fallera, Jaume Bohigues, tambien tomó la palabra para poner en valor la tarea llevada a cabo para volver a plantar fallas en las calles. Y destacó la necesidad de adaptar los festejos «a los tiempos que vivimos con actos que serán diferentes pero que esperan recuperar el brillo de antes». Y auguró que las Fallas de octubre devolverán la ilusión y emoción que el domingo ya se exteriorizaba.

El alcalde, Diego Gómez, destacó para cerrar los parlamentos oficiales «la unidad y el espíritu festivo del pueblo alcireño» y aseguró que nadie pasará a la historia como las Falleras Mayores de la covid, «sino como representantes de las fallas de la resiliencia y la solidaridad. Los sueños hurtados se harán realidad y Clàudia y Alba son y serán Falleras Mayores en mayúsculas de una Alzira que recupera su latido».

Compartir el artículo

stats