Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa de Favara se revuelve contra la «pinza» de PSOE y PP

Acusa a la oposición de falta de «decencia política» por no abstenerse dos ediles en un tema de un familiar

Los enfrentamientos entre el gobierno de Favara (Compromís) y la oposición (PP y PSOE) sumaron en el último pleno un nuevo capítulo. Se debatía un punto del orden del día por el que se intentaba revocar el acuerdo plenario del 7 de julio de 2020 por el que se aprobó la adquisición de una nave industrial, que posteriormente no se ha materializado. La propuesta fue rechazada con los votos del PP y PSOE mientras Compromís votaba a favor con la excepción de un concejal que decidió abstenerse «por motivos de amistad con la familia».

Ante el resultado de la votación que mantiene en firme el acuerdo plenario, la alcaldesa, Oro Azorín, ha cargado duramente contra la oposición: «Aquellos que pregonan la decencia política luego no cumplen con lo que dicen», señaló Azorín, mientras argumentaba que «tanto el portavoz del PP, Pedro Juan Victoria, como la número dos socialista, María Isabel Aragó, no tendrían que haber votado por decencia política ya que ambos son sobrinos de la propietaria de la nave, en cambio el concejal de Compromís José Francisco Vicedo decidió abstenerse por la relación de amistad que le une con la familia de la propietaria».

La alcaldesa explicó que «la propietaria de la nave industrial que el pleno acordó comprar se negó a percibir la cantidad de 140.000 € que le ofrecía el ayuntamiento exigiendo el pago de 170.000 €, es decir, la cantidad estipulada más el IVA cuando fuentes municipales señalan que «el ayuntamiento no está obligado a pagar el IVA en esa transacción».

Nave alternativa y con ahorro

El gobierno municipal, ante la falta de acuerdo, optó por buscar una nave alternativa y, según la alcaldesa, con esta «se ahorraba dinero a las arcas municipales ya que estaba para acceder de forma inmediata, no como la nave inicial en la que había que hacer toda una serie de reformas».

Por su parte, tanto PP como PSOE han señalado que ninguno de los concejales señalados por Azorín incurrían en los supuestos leglaes que obligan a abstenerse y, por tanto, «estaban en plena disposición y derecho de poder ejercer su derecho a voto». Asimismo, ambos grupos se preguntan por qué en esta votación se abstuvo uno de los miembros del equipo de gobierno y en las dos votaciones anteriores el mismo edil sí que ejerció su derecho. «¿Acaso hay motivos en la trastienda para haber realizado esta vez este paripé?» señalan, mientras muestran su extrañeza por este cambio de actitud y se cuestionan si el mismo no está motivado por seguir perdiendo las votaciones.

Compartir el artículo

stats