Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercat de Alzira se abre al comercio generalista y albergará oficinas

El alcalde apuesta por nuevos negocios para dinamizar el recinto y aprovechar el espacio

Los establecimientos cerrados del Mercat de la Vila | PERALES IBORRA

Los establecimientos cerrados del Mercat de la Vila | PERALES IBORRA

El gobierno alzireño se plantea abrir el Mercat de la Vila al comercio generalista para albergar negocios ajenos al sector alimentario y albergará también oficinas municipales. Lo confirmó ayer el alcalde de Alzira, Diego Gómez. Una parte del inmueble lo ocuparán las tiendas y otra a las instalaciones administrativas. Ese nuevo diseño tomará cuerpo en la nueva licitación que prepara el consistorio para dinamizar el recinto y aprovechar el espacio.

El pasado martes, el alcalde se reunió con los cinco arrendatarios de los locales para pactar la continuidad del mercado. Ambas partes coincidieron en la necesidad de reformular su funcionamiento y de introducir otra clase de comercios. Este hecho comportará la entrada de negocios no relacionados con la venta de alimentos. El alcalde prevé que a los comercios existentes se añadan locales de peluquería, manicura y costura. El espacio que no ocupen las paradas disponibles acogerán las nuevas oficinas municipales de Vivienda y para trasladar la actividad del PROP al mercado.

«Tenemos que licitar de nuevo todo el proceso, ver cuantas paradas vamos a ofertar y valorar como, de forma mixta, podemos ubicar nuestras instalaciones administrativas en el mercado», aclaró ayer Diego Gómez.

El concejal de Servicios Públicos, Fernando Pascual, avanzó que a partir del próximo lunes se activará la mesa de trabajo entrerepresentantes municipales y de los actuales tenderos para empezar a definir la nueva estructura del mercado. Aunque se mantuvo precavido en sus declaraciones y no se atrevió a ratificar la instalación de las oficinas municipales, el edil confirmó la «necesaria» evolución del recinto hacia nuevos comercios. «En función de las paradas que subastemos en la nueva licitación podremos reestructurar el nuevo espacio de un modo u otro. Lo que está claro es que hoy en día el mercado avanza hacia otro tipo de establecimientos», señaló Pascual.

Anoche, el pleno municipal abordó el asunto. Una representante de los cinco arrendatarios del Mercat intervino para refrendar el acuerdo y el alcalde, a petición del PP, acabó pidiéndoles disculpas por la angustia sufrida al anunciarse el cierre.

La concesión del contrato finaliza el 26 de diciembre aunque el ayuntamiento mantendrá los puestos de venta abiertos, al menos hasta el mes de marzo, cuando se cerrará la tramitación de la nueva licitación del Mercat.

Los cinco locales participarán en la nueva licitación

Fernando Pascual confirmó ayer que los cinco locales del mercado que continuan abiertos (cuatro tiendas y un bar) han mostrado su voluntad de participar en la nueva licitación, que será de libre concurrencia y en la que podrá participar cualquiera que esté interesado en instalar su negocio en el recinto. Actualmente, hay doce paradas que pueden ser ofertadas aunque lo más probable es que este número se reduzca y que el resto de locales se destinen a la ubicación de oficinas municipales.

Compartir el artículo

stats