Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La SMI Santa Cecilia activa elecciones para superar la dimisión de 2 presidentes

Un grupo de socios ya ha preparado una candidatura liderada por Begoña Pla y que incluye también al último responsable, Enrique Sapiña

Sede de la Sociedad Musical Instructiva Santa Cecilia de Cullera. | JOAN GIMENO

El primero de los incendios provocados en las bandas de la comarca está cerca de darse por extinguido. La Sociedad Musical Instructiva Santa Cecilia de Cullera, una de las más importantes del territorio, superará en breve su crisis interna que se ha llevado por delante dos presidentes en menos de medio año. Y lo hará mediante la vía democrática, con la convocatoria de un nuevo proceso electoral para renovar la junta. Mientras, el conflicto en Alzira todavía se encuentra lejos de una solución y amenaza con desestabilizar a la entidad.

La sociedad cullerense vivió unos meses tremendamente convulsos. En abril, el exedil Pere Manuel dimitió como presidente y se hizo cargo de la entidad Enrique Sapiña. Este último, ante el descontento de los socios, presentó su renuncia irrevocable tan solo dos meses después. Desde entonces, una gestora se ha encargado de dirigirla. Una tarea nada sencilla con el agravante añadido de la pandemia.

Para dar por superado el conflicto, la junta gestora ya ha convocado unas nuevas elecciones, que se celebrarán el día 23 de octubre. Asimismo, se ha fijado el día 13 como fecha límite para presentar candidaturas.

Aunque todavía no se conoce cuántas listas se presentarán al proceso electoral, al menos una se oficializará en los próximos días con la presentación, en la secretaría de la sociedad, de toda la documentación necesaria y los avales correspondientes. Según ha podido saber Levante-EMV, se trata una candidatura que reúne a integrantes de las dos que se presentaron en las elecciones del pasado año. Con el añadido de socios que no concurrieron en el último proceso y que esperan aportar un soplo de aire fresco.

A la cabeza de esta lista se encuentra Begoña Pla Armengot, a quien fuentes de la candidatura definen como una persona de acreditada capacidad de gestión y perfecta conocedora del mundo de las sociedades musicales. Junto a ella estará, precisamente, el último presidente, Enrique Sapiña, que tuvo un paso muy efímero como máxima autoridad de la entidad. La lista incluirá, además, un nutrido grupo de cecilianos de lo más variado, con músicos, profesores, abogados, funcionarios, amas de casa o empresarios: Francisco Catalá, Cristina Pla, Agustín Arlandis, Josep Bou, Antoni Picazo, Sonia Olivert, Gemma Audivert, Vicente Escrivá, Herminia Jover, Enrique Jerónimo, Ana Sanfrutos, Reyes Albero y Josep Talens; y, como suplentes, Aurora Alonso e Iván Yagüe Renart.

En busca del consenso

Se define como una candidatura diversa y plural con un claro objetivo: «Iniciar una nueva etapa, con ilusiones renovadas y con la estabilidad necesaria para afrontar con garantías los importantes retos de presente y de futuro a los que se ha de enfrentar la SMI Santa Cecilia. Y para seguir haciendo realidad el que es un deseo compartido por toda la masa social ceciliana, continuar trabajando todos a una para que nuestra Santa Cecilia continúe siendo un auténtico referente en el mundo de la música y de las sociedad musicales». En sus manos podría estar la consecución de consenso amplio que permita zanjar la crisis.

Compartir el artículo

stats