Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mirada kalidoscópica a Berlanga

El cineasta Fernando Colomo, los actores Guillermo Montesinos y Tony Isbert, y el hijo del mítico realizador cinematográfico le recordarán en la décima edición del festival de cortos de Cullera

La décima edición del festival K-Lidoscopi de Cullera coincide con el centenario del nacimiento de Luis García Berlanga, por lo que el certamen ha decidido homenajear a esta figura valenciana del cine. Para ello, contará con una exposición ubicada en el exterior del Auditori del Mercat. Además, otra de las nuevas secciones, En Primícia, programará el día 16 un coloquio sobre el cineasta en el que participarán, entre otros, su amigo y habitual colaborador Rafa Maluenda, el durector cinematográfico Fernando Colomo y los actores Guillermo Montesinos, Tony Isbert y Empar Ferrer. El domingo 17, el nieto del realizador, Jorge Berlanga, recibirá en su nombre un premio a título póstumo durante la gala de clausura del evento.

A todos estos nombres, la X edición de K-Lidoscopi añadirá otras presencias ilustres como las de Verónica Forqué, Fernando Esteso o Rosita Amores (quien trabajó a las órdenes de Berlanga), además de profesionales del audiovisual valenciano como Juanjo Prats, Esther Alabor, Carme Juan o Carles Castillo, el humorista Òscar Tramoyeres, el productor Toni Benavent, el diseñador Francis Montesinos o el líder de Seguridad Social José Manuel Casañ, entre muchos otros.

Asimismo, se unirá el director Jaime Chávarri, encargado este año de impartir el curso de interpretación que cada mes de octubre organiza el festival en colaboración con la Fundación AISGE. Se trata de un taller que, con el tiempo, se ha convertido en «otra de las señas de identidad de K-Lidoscopi», gracias a la presencia, en ediciones anteriores, de cineastas como Montxo Armendáriz, Mariano Barroso, Gracia Querejeta, Agustí Villaronga, Daniel Calparsoro, Fernando González Molina, Antonio Hernández o el propio Fernando Colomo.

Más de 500 cintas

K-Lidoscopi nació en Cullera hace una década impulsado por un grupo de cinéfilos decididos a convertir a la localidad en «un referente dentro del circuito nacional». En 2012, fueron 208 los trabajos que se presentaron dentro de las distintas categorías. Este año, K-Lidoscopi cuenta con la participación de 540 cortos.

El festival, que se ha convertido en seleccionador oficial de los Premios Goya, se desarrollará del 13 al 17 de octubre para celebrar diez años de «pasión por el cortometraje», con récord de obras presentadas y nuevas secciones. Las proyecciones arrancaron ya el pasado 2 de octubre a través de la Sección Perspectiva, que exhibió algunas de las obras que este año han quedado fuera de la Sección Oficial a competición.

El director del festival, Julio Martí Zahonero, ve «el inicio de la consolidación de un proyecto que sitúa a Cullera en el panorama nacional del cortometraje y la convierte en una cita ineludible del audiovisual de nuestro país».

A los 60 proyectos que integran la Sección Oficial, dividida en tres categorías (cortos argumentales, documentales y animados), se unirán otras nuevas como Tàndem, dedicada a la formación de escolares; En Portada, que permitirá rodar un corto en directo con el público asistentes o Reviu, que cada año estará dedicada a un cortometraje «mítico» de la cinematografía española. También habrá un homenaje a «Para Sonia», de Sergio Millán, que visitará Cullera para la ocasión.

Compartir el artículo

stats