Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cullera alcanza el 70% de ocupación turística durante el puente festivo

Los bares y restaurantes también se llenaron, especialmente a mediodía, durante las jornadas festivas

Estado que presentaba el paseo marítimo durante el largo puente festivo que enlazó el Nou de Octubre con la fiesta nacional. | JOAN GIMENO

La ocupación turística de Cullera durante el largo puente festivo de octubre ha dejado unas cifras muy próximas a la previsión inicial elaborada en base a las reservas que se habían registrado. Solo en días puntuales se ha conseguido que la ocupación hotelera se situara en algunos establecimientos próxima al 100% mientras que en la mayoría de ellos durante los cuatro días festivos la ocupación se ha situado próxima al 70 % de media.

Las cifras no han llegado a ser tan buenas como inicialmente se auguraba debido a que el lunes y el martes se trabajó básicamente con visitantes de la Comunitat Valenciana mientras que el sábado 9 y el domingo 10 se registró una una ocupación «más qué interesante», como viene sucediendo durante los fines de semana con buen tiempo atmosférico.

Algunos de los establecimientos hoteleros tuvieron algunos de los días del puente festivo que colgar el cartel de completo o rozaron el lleno. La media de ocupación, no obstante, se ha visto menguada por el hecho de que se contabiliza el día 12 como parte del puente cuando la mayoría de visitantes de las instalaciones hoteleras ese día tuvieron que abandonar las habitaciones para poder regresar a sus ciudades de origen e reincorporarse el miércoles a sus puestos de trabajo.

Fuentes del sector consultadas por este periódico reconocieron ayer que «no había sido una mala ocupación, aunque hubiese podido ser mejor en caso de no caer uno de los dos festivos en sábado». En los últimos tiempos «la ocupación del fin de semana está siendo más que excelente en Cullera demostrando que la buena climatología y la gastronomía así como las excelentes campañas de promoción que se están realizando tanto desde el sector privado como desde el ayuntamiento «están teniendo unos excelentes resultados».

Hosteleros optimistas

Los bares y restaurantes de Cullera mostraron su mejor cara durante el fin de semana y el martes festivo, en el que prácticamente la restauración rozó el lleno, en especial a mediodía. En los últimos meses, tras relajarse las restricciones impuestas por la pandemia, la hostelería ha alcanzado cifras de ocupación positivas con visitantes llegados tanto de la comarca de la Ribera Alya y Baixa como de otros puntos de la Comunitat Valenciana, aunque el pasado fin de semana se registraron muchos visitantes llegados desde el centro de la península.

Una escapada al interior

Durante el largo puente festivo, también se constató el deseo de bastantes turistas de aprovechar su estancia en Cullera para desplazarse a otras localidades próximas como Alzira para poder contemplar las fallas que de manera extraordinaria se habían plantado en la ciudad, circunstancia que también les permitía almorzar o cenar en la capital de la Ribera Alta.

Cada día son más los turistas que aprovechan sus salidas para diversificar sus objetivos. En este sentido, cobra fuerza la oferta cultural, festiva o deportiva que pueda encontrarse en la ciudades de destino o en sus alrededores. Los visitantes buscan experiencias.

Compartir el artículo

stats