Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ejido derrota por 3-1 a un Alzira FS con la pólvora mojada

Peloncha anota el único tanto, en el último minuto

Peloncha intenta un lanzamiento lejano en busca del gol. | EL EJIDO FUTSAL

La alegría ha durado más bien poco. La jornada intersemanal envió al Family Cash Alzira FS hasta El Ejido, apenas tres días después de un espectacular triunfo ante UMA Antequera por 4-3, donde volvió a encontrarse con las sombras que le siguen en los partidos como visitante. Los alzireños, aunque lo intentaron de todas las maneras posibles, incluso gozaron de un doble y un penalti, no lograron sumar ningún tanto hasta el último minuto, cuando Peloncha logró firmar una diana insignificante.

El Family no fue el elegido para ganar en tierras ejidenses. No fue por ocasiones, que las hubo. Disparos exteriores, jugadas e incluso un penalti y un doble penalti adelantado. Por carencia de inspiración o de contundencia, el balón no quiso entrar. Todo lo contrario que le sucedió a los locales, quienes, sin excesivas ocasiones, consiguieron llevar el marcador hasta el 3-0. Primero anotó José Mario, tras un saque de esquina. Poco después, Pedro gozó de una ocasión clarísima. El pívot valenciano recibió solo ante el portero, pero su intento de maniobra se vio truncado por un fatídico resbalón que le privó de finalizar la jugada.

A tres minutos del descanso, Serra erró en una salida y permitió que Nacho Gil marcara con la testa desde casi el córner. Todo no eran malas noticias. Los ejidenses se cargaron de faltas y tuvieron que jugar condicionados. Esa sexta falta, la del doble penalti, llegó. Fue inmediatamente después del segundo tanto. Podría haber sido un punto de inflexión, pero el disparo de Rafa Ara fue bloqueado por Víctor López, guardameta que salió a salvar la acción.

En la reanudación, la inspiración de cara a portería no mejoró. Aunque las ocasiones se sucedieron, una detrás de otra, los ribereños no lograban el ansiado gol. A los seis minutos del segundo tiempo, Serra se volvió a equivocar en la salida y tuvo un encontronazo con el jugador atacante. El balón acabó entrando, pero el colegiado ya había señalado la falta y, en consecuencia, la cartulina roja para el portero valenciano, que se marchó antes de tiempo a vestuarios. En su lugar entró el joven Adrián Maseres, que debutó en Segunda División en condiciones poco favorables.

Estreno goleador

El Family Cash trató de aguantar, pero encajó el tercer tanto en inferioridad. Fueron momentos complicados, los alzireños se quedaron algo groguis, pero, a pesar de la dinámica desfavorable con la que transcurría el encuentro, lograron rehacerse y volver a coger las riendas. Todo pudo haber cambiado cuando el colegiado señaló penalti a Nacho Parreño, también debutante en Segunda en El Ejido, que recibió un manotazo en la cara dentro del área. El disparo lo solicitó Peloncha, pero el alicantino se encontró con el portero suplente, que volvió a pista para salvar la papeleta.

Definitivamente, no era el día. El juego de cinco, ya en el último minuto, permitió maquillar el resultado. Fue Peloncha el encargado de abrir su cuenta personal de goles en liga y anotar el del honor. El partido terminó con un cruel 3-1, que deja un registro de un punto de nueve lejos del Palau en lo que va de competición.

«Hemos estado bien, hemos sabido reaccionar después de esa expulsión, hemos tenido ocasiones muy, muy claras, pero no hemos conseguido engancharnos. El sábado tenemos una nueva oportunidad y hay que seguir trabajando», comentó Braulio Correal sobre el encuentro de los suyos.

Compartir el artículo

stats