Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira ahorrará agua y energía al utilizar el pozo municipal de Tulell para riego

El caudal se canalizará para abastecer las parcelas y zonas verdes situadas en la zona sur de la ciudad

El pozo de Tullel, construido en 2017 y de propiedad municipal, abastecerá de agua de riego a las parcelas municipales y zonas verdes localizadas al sur del casco urbano. El objetivo es la optimización de los recursos hídricos de calidad de los que dispone el Ayuntamiento de Alzira puesto que posibilita destinar aguas de menos calidad para el riego en lugar de recurrir al caudal de la red municipal de abastecimiento de agua potable. Además no existe actualmente ninguna cañería del servicio de riego que pueda realizar estas funciones.

La actuación, según concretó ayer la concejalía de Servicios Urbanos, consistirá en la realización de una red de riego de jardines que se alimentará con agua de pozo. Esa nueva canalización transita en parte por el lecho público del río Júcar y la zona de vigilancia fluvial. También posibilitará un importante ahorro de agua potable al optimizar los recursos existentes de agua de riego. Las obras que se requieren ahora se podrán financiar mediante la bolsa de ahorro energético existente.

El regidor de Obras Públicas, Fernando Pascual, precsió ayer que el pozo servirá para regar las zonas verdes del Parc dels Furs, los huertos urbanos, el mirador del Júcar y las jardineras y zonas verdes de la avenida Luis Suñer. Y subrayó, además el «significativo ahorro de agua para el consumo humano que supondrá: un paso más para conseguir de Alzira una ciudad más sostenible».

Compartir el artículo

stats