Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aula didáctica ya estimula el conocimiento en el museo Fuster

La directora general de Innovación inaugura un curso en el que se confía superar las mejores cifras de asistentes tras la pandemia

inauguración del nuevo curso del aula didáctica dedicada a Joan Fuster, ayer. | JOAN GIMENO

Arranca un nuevo curso para el aula didácticada dedicada a la figura de Joan Fuster. El ilustre suecano estimulará el conocimiento de los más jóvenes a través de un programa educativo multidisciplinar. Aunque la pandemia ha reducido a la mitad el número de visistas escolares concertadas, el directo del espacio confía en mejorar las cifras previas a la irrupción de la Covid.

La directora general de Innovación Educativa y Ordenación, Reis Gallego, visitó ayer el aula didáctica del Espai Joan Fuster para inaugurar el nuevo curso. Otro año más, el centro museístico tratará de acercar la figura del intelectual de Sueca a los más pequeños a través de un programa educativo innovador que tiene como objetivo difundir y dinamizar la obra del escritor valenciano de acuerdo con su multiplicidad de intereses, que comprenden campos tan diversos como la literatura, la música, las artes plásticas, el periodismo, la filosofía, la economía, la política y la historia.

De la importancia de contar con un aula de estas características en la que los niños aprendan de la figura del intelectual suecano habló la propia Gallego: «Para la Conselleria de Educación es muy importante resaltar la figura de este autor, especialmente en el año del centenario de su nacimiento. Estamos preparando diferentes materiales y unidades didácticas porque a través de él se trabaja la tolerancia, la democracia y las ganas de investigar, y se potencia que la juventud conozca su obra».

Este será el sexto año en el que el aula didáctica esté en funcionamiento. Será, además, un curso especial, ya que durante él se conmemorará el centenario del naciomiento de Joan Fuster. Con motivo de la efeméride, se habilitará material educativo que buscará acercarse, por primera vez, a los niños más pequeños: de cero a seis años.

Los alumnos de primero de ESO del instituto Joan Fuster fueron los encargados de inaugurar el aula didáctica en este curso. Se espera que sean varios miles los niños que pasen por las instalaciones dedicadas al escritor suecano, aunque las visitas concertadas por el momento se sitúan en la mitad que en otros ejercicios. Según explicó el director del museo, Salvador Ortells, «antes de la pandemia solían pasar más de 4.000 alumnos en un año, por ahora son unos 2.000 los escolares que tienen reservadas su visita al aula didáctica». Con todo, se confía en que la cifra crezca a medida que avance el curso. En el mejor de los supuestos, se podría, incluso, superar el número de visitantes de los años previos a la pandemia.

Compartir el artículo

stats