Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La experiencia fallera anima a los Moros i Cristians a volver a la calle

Se ofrecerá gran parte del programa tradicional, que también incluirá el retorno del mercado medieval

Una filà femenina pasa ante la iglesia de Santa Catalina. | VÍCTOR BALAGUER

Los Moros i Cristians regresarán con una programación prácticamente completa. Las buenas sensaciones que han dejado las celebraciones falleras han tranquilizado a los organizadores de los desfiles de las comparsas, que esperan con grandes expectativas el regreso de las comparsas moras y cristianas, programadas para los días 29, 30 y 31 de octubre.

Hace exactamente un mes, la Federació de Moros i Cristians de Alzira decidía aplazar las fiestas debido a que la normativa sanitaria del momento no permitía la celebración de los actos de la mejor manera posible teniendo en cuenta el contexto del momento. «En la federación teníamos claro que queríamos hacer la fiesta de la mejor forma posible. En aquel momento habían algunas agrupaciones que no estaban dispuestas a desfilar del modo que marcaba la norma», declaró ayer el presidente de la Federación, José Gabriel Piera.

Esta vez, la mejora de la situación pandémica y la experiencia adquirida a través de otros eventos festivos que han tenido lugar en la comarca han catapultado de forma definitiva la celebración de los Moros i Cristians d’Alzira. De hecho, la programación festiva para el último fin de semana de octubre ya está definitivamente establecida.

En la noche del pasado jueves, la junta directiva de la Federación de Moros i Cristians de Alzira corroboró que la fiesta vendrá acompañada de «ciertas variaciones» pero manteniendo la gran parte de los actos tradicionales.

Los principales cambios son la supresión de la «Entrà» falsa y de la «Ambaixà» de las murallas. En compensación, tendrá lugar el regreso del mercado medieval, que estará en funcionamiento hasta el 1 de noviembre, aprovechando que es día festivo. Por otra parte, cada una de las «filaes» contarán con un coordinador Covid que facilitará la transmisión de información entre agrupaciones y buscará evitar que se reproduzcan comportamientos que vayan en contra de la normativa sanitaria actual.

Programación típica

La Federación ha conseguido su objetivo principal de mantener el gran grueso de actvidades típicas, después de que el año pasado el municipio se quedara sin comparsas debido al Covid.

En este sentido, la «Entrà» de las «filaes» y comparsas se producirá con normalidad el sábado por la tarde, así como el pasacalle por la Vila, la ofrenda de alimentos a Santa Caterina y el «dinar de germanor», en un año en el que se introducirá una nueva «filà» mora, para un total de siete.

Además, la complicada situación que vive la Societat Musical de Alzira ha llevado a la Federación ha reforzar las agrupaciones musicales y finalmente las fiestas contarán con más de 40 músicos que llenarán las calles del municipio de alegría.

«En este momento, lo más importante es que sabemos que la ciudadanía tiene ganar de salir a la calle y disfrutar de las tradiciones populares», destacó ayer José Gabriel Piera, que también resaltó la importancia de respetar las restricciones actuales y de evitar las aglomeraciones para disfrutar dal máximo de las fiestas.

Compartir el artículo

stats