Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Maristas Algemesí salda la doble jornada con pleno de triunfos

Vence primero al Ucam Murcia por 28-22 y se impone también ante el Agustinos Alicante (29-24)

Luis Robles intenta atrapar el balón entre la defensa rival. | VICENT GRANELL

Luis Robles intenta atrapar el balón entre la defensa rival. | VICENT GRANELL

El Maristas Algemesí ha sabido pasar página. Tras un debut liguero en el que fue incapaz de demostrar todo su potencial, se ha respuesto y ha obtenido dos importantes victorias en la doble jornada a la que se ha enfrentado. Saldó con triunfo tanto su duelo ante Ucam Murcia (28-22) como el jugado contra Agustinos Alicante (29-24). Tras tres encuentros disputados, es el cuarto mejor equipo del grupo E de la Primera División Estatal.

No fueron duelos sencillos. Tampoco perfectos. Pero el equipo ‘groguet’ consiguió hacer de su pabellón un fortín, algo necesario en cualquier disciplina deportiva. El partido ante Ucam fue el más irregular de los dos, disputados en apenas tres días. Los pupilos de Vicent Nogués dominaron diversas fases de un encuentro que, por momentos, estuvo muy parejo. Sin embargo, la solidez defensiva y la creciente cofianza les hizo ganar en comodidad. Esto se trasladó también al marcador. Al descanso, los de Algemesí se llevaron una renta de cuatro goles (15-11) que, sin ser definitoria, fue suficiente para aforntar con calma el segundo periododo. Tras el paso por vestuarios, el escenario no cambió. El Maristas llevó la voz cantante y, pese a sus altibajos, logró una victoria coral en la que todos los jugadores contaron con minutos.

«Perder los nervios»

Más reñido fue el duelo ante Agustinos. El cuadro alicantino fue el campeón de liga la pasada temporada, aunque no transformó su hegemonía en la fase regular con el ansiado ascenso. Salió muy enchuado el conjunto ribereño, que logró una cierta renta en los primeros minutos. Pero la calidad del Agustinos no tardó en salir a relucir y vivió sus mejores minutos poco antes del descanso y tras este. Fue, de hecho, el tramo más reñido (13-11 al final de los primeros treinta minutos y 14-13 en el primer parcial del segundo tiempo). Poco a poco, sin embargo, fueron los ‘groguets’ los que impusieron su juego, con rápidas combinaciones, una buena circulación de balón de jugadores como Arturo Girbés o Gerard Carbonell. Sebas Restrepo, por su parte, volvió a ser el baluarte ofensivo del equipo, al anotar 8 de los 29 goles de los suyos.

El ténico Marista se mostró satisfecho por el rumbo del equipo, aunque también fue crítico con sus puntos flacos: «El primer partido de liga no subimos matarlo cuando tuvimos opciones. Debemos perder los nervios que nos atenazan en los minutos finales y tener frías la sangre y la cabeza. De lo contrario, más de un partido se nos escapará. Pero hemos logrado dos victorias importantes que nos deden servir para buscar una mayor regularidad. Debemos alargar esta dinámica positiva y trasladarla también a los partidos fuera de casa, que serán muy importantes», comentó al respecto Nogués. El siguiente partido será el domingo contra el Marratxí.

Compartir el artículo

stats