Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La renta de los vecinos de Beneixida crece un 31,4 % en solo seis años

Los habitantes de la pequeña localidad pasan de percibir una media de 14.843 euros brutos en 2013 a algo más de 21.000 en 2019

Un vehículo se dirige hacia uno de los accesos de Beneixida a la autovía, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El precio de la vivienda o de la luz y la precariedad laboral amenazan con mermar la calidad de vida de cada vez más personas. Los productos y servicios se han encarecido a un ritmo al que no han crecido los salarios. Sin embargo, la renta media de los vecinos de la comarca sí que ha aumentado recientemente. El baluarte de este incremento es Beneixida. Los ingresos brutos per capita de esta localidad de poco más de seiscientos habitantes han aumentado un 31,4 % entre 2019 y 2013, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda.

La renta media por habitante ha crecido en todos los pueblos de la comarca durante el periodo mencionado, aunque no siempre en proporciones tan elevadas. El informe cifra en un 31,4 % el crecimiento experimentado en Beneixida. En concreto, los ingresos brutos de sus vecinos han pasado de 14.843 euros en 2013 a 21.630 en 2019. El crecimiento ha sido constante año tras año (entre 2018 y 2019 del 3,4 %) y ha hecho que la localidad dejase de tener una de las rentas más bajas de la comarca.

No es la única que ha experimentado un incremento tan destacado, aunque sí ha sido el mayor. La estadística ministerial sitúa a Gavarda como el segundo municipio de la Ribera en el que más crecen los ingresos durante los últimos seis años. Lo ha hecho un 26,3 %. Las declaraciones de la renta revelaron que, en 2013, cada vecino percibía un salario bruto medio de 14.939 euros. Como ha sucedido en Beneixida, este ha crecido de forma progresiva año a año. Entre 2018 y 2019 lo hizo un 5,3 % para situarse ya en 20.275.

La evolución ha resultado similar en Fortaleny, ya que la renta media de sus vecinos ha aumentado un 25 % en el periodo analizado al pasar de 16.104 a 21.487 euros. Solo entre 2018 y 2019 el crecimiento ha alcanzado el 4,9 %.

Únicamente dos municipios más superan el 20 % de incremento entre 2013 y 2019. Uno de ellos es Llaurí. La pequeña localidad de la Ribera Baixa ha figurado siempre entre las que poseen una menor renta bruta por habitante debido, en parte, al elevado número de personas mayores que allí residen. No obstante, los salarios que perciben sus vecinos han crecido un 24,2 % en seis años al pasar de 14.444 euros a 19.056. El crecimiento ha sido proporcionalmente similar en Rafelguaraf, donde la cifra ha aumentado un 24 %. Durante el periodo analizado ha pasado de 15.356 a 20.210 euros.

Grandes ciudades

En el lado opuesto se sitúan tres municipios que, pese a haber registrado también un incremento de la renta bruta por habitante entre 2013 y 2019, este se ha sido inferior al 10 %. Se trata de Cotes, donde los ingresos alcanzaron los 16.609 euros tras crecer un 9 % en seis años; la Pobla Llarga, con 20.138 euros después de un aumento del 8,9 %; y Manuel, cuyos habitantes percibieron de media 21.296 euros en 2019, un 5,7 % más que en 2013.

De entre las cinco grandes ciudades de la comarca, Alzira ha experimentado el crecimiento más abultado en seis años al pasar de 20.594 a 24.645 euros (un 16,4 % más). Por contra, el menor incremento ha sido el de Cullera, donde la renta bruta media ha pasado de 19.747 a 22.895 euros, es decir, un 13,7 % más.

Solo trece municipios de la comarca poseen un nivel de renta que se sitúa por debajo de los 20.000 euros por habitante. El municipio menos poblado de la Ribera es también el que posee unos ingresos más pobres. Afectado por el envejecimiento y la despoblación, Cotes tiene un nivel medio de renta bruta que se sitúa, tan solo, en 16.609 euros. Un dato que le vale para estar entre los ochenta pueblos más pobres de la Comunitat Valenciana, según los datos del Ministerio de Hacienda. Junto a Cotes, municipios como Sellent (17.353 euros por habitante), Massalavés (17.494), Alcàntera de Xúquer (17.885) o Antella (18.648) se encuentran entre los que menos ingresos perciben.

Almussafes repite como el municipio más rico de la Ribera con 2.000 euros de diferencia

Hay una tendencia que no varía en los listados que ofrece el Ministerio de Hacienda. Almussafes repite, un año más, como el municipio más rico de la Ribera. La localidad puede presumir de un importante complejo industrial que genera una gran cantidad de empleos. Un factor determinante en este tipo de estadísticas. El último dato conocido sitúa su renta bruta por habitante en 26.787 euros. Una cifra le sitúa como el trigésimo sexto municipio más adinerado de la Comunitat Valenciana y el sigésimo quinto de la provincia. Tras él se sitúan, por este orden: Alzira (24.645 euros), Benifaió (24.600), Sueca (23.856), Montserrat (23.554), l’Alcúdia (23.199), Cullera (22.895) y Algemesí (22.775).

Cada habitante de Cotes ingresa una media de 16.609 euros, la cifra más pobre de la comarca

Compartir el artículo

stats