Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlet compra los 32 libros LGTBI retirados para cederlos a la biblioteca

«Tener la oportunidad de leerlos nos da libertad», alega la concejala

Parte de los libros que fueron retirados de un instituto de Castelló de la Plana por orden judicial. | DAVID GARCÍA

El Ayuntamiento de Carlet ha adquirido las 32 publicaciones de temática LGTBI, que fueron noticia recientemente por haber sido retiradas de los institutos de Castelló de la Plana bajo orden judicial.

Tras el contencioso-administrativo presentado por la Fundación Abogados Cristianos, una jueza ordenó al ayuntamiento de la Plana la retirada de varios lotes de libros por presunta vulneración de los derechos de libertad religiosa y libertad de educación de los hijos de acuerdo con las convicciones religiosas.

La noticia no pasó inadvertida y la regidora de Igualdad del Ayuntamiento de Carlet, Carla Cebrián, no dudó en realizar la adquisición íntegra de los 32 ejemplares que fueron retirados por decisión judicial, una orden que califica de «homófoba»: «Estaba convencida de que debíamos comprarlos. Se trata de una inversión destinada a sensibilizar y compartir. Tener la oportunidad de leerlos nos da libertad de ser críticos y felices. Somos libres para leerlos o no. Cuanto más leamos, más entenderemos los sentimientos», aclaró ayer la edil.

El lugar «ideal»

La biblioteca municipal ha sido el lugar elegido por Cebrián para depositar los volúmenes, en vez de ponerlos a disposición de los centros educativos, como ocurrió en Castelló. «Siempre damos libros a los centros educativos, con los que siempre colaboramos, pero creemos que estando en la biblioteca municipal están al alcance de todos. Es el lugar ideal, ya que están disponibles no solo para el público juvenil, sino también para el adulto».

Desde el Partido Popular, principal partido de la oposición en el consistorio, Borja Marí afirma no tener «ningún problema en el hecho de haber comprado los libros, si hay demanda de los mismos», asegura. No obstante, el concejal popular afirma que la decisión de la compra por parte del Ayuntamiento obedece a «la búsqueda del titular fácil». «Creemos que con esta compra se quiere aprovechar la polémica surgida para hacer una noticia», enfatiza.

Además, Marí puntualiza que, en su opinión, «la igualdad y los derechos se consiguen de otras maneras, con el día a día, sin necesidad de buscar el titular llamativo», que « importa poco frente al abandono que la ciudad sufre en esta legislatura y media».

Compartir el artículo

stats