Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira prioriza el vial que pretende aliviar el colapso del acceso norte de Alzira

El ayuntamiento licita las obras de desdoblamiento de la calle perimetral y el nuevo enlace hacia el puente para reducir el tráfico en la rotonda de Les Fulles

Acceso a la Ronda Norte y cola de entrada desde la rotonda que se quiere descongestionar. | V. M. P.

El Ayuntamiento de Alzira ha licitado por 364.669 euros el desdoblamiento del tramo inicial de la calle Entre Naranjos y la construcción de un nuevo enlace de lo que hoy es una vía de servicio en el entorno del centro comercial de Carrefour con la Ronda Norte (CV-43) en un intento de descongestionar la rotonda de Les Fulles y evitar los embotellamientos que, casi a diario, se registran en los accesos a la ciudad desde la Carretera de Albalat (CV-505) tanto en jornadas laborables cuando los vehículos proceden de las empresas como cuando el tráfico procede de este polo comercial.

Paralelamente, el consistorio ha aprobado el proyecto de expropiación forzosa de las parcelas que se ocuparán con el nuevo vial -similar al existente en el sentido de entrada por delante del parquing de la ciudad deportiva- para ejecutar unas obras que, según ha explicado la concejal de Urbanismo, Sara Garés, está previsto que comiencen antes de que finalice el año. El plazo de ejecución es de tres meses.

Esta actuación trata de evitar que los vehículos que proceden tanto del polígono industrial como del área comercial de Carrefour y no se dirigen al centro urbano de Alzira entren en la rotonda de Les Fulles. Se habilita una conexión directa hacia la Ronda Norte o puente de Mc’Donalds en un intento de descongesionar este nudo de acceso a la ciudad hasta que otras infraestuctura de mayor calado permitan redistribuir el tráfico de otro modo.

La calle Entre Naranjos es actualmente un vial de dirección única que da acceso tanto al aparcamiento del centro comercial de Carrefour como al estadio Luis Suñer o el instituto de Formación Profesional y traza una especie de ronda que desemboca en la carretera de Albalat. El proyecto plantea desdoblar un tramo inicial de 220 metros desde la entrada por la rotonda de Les Fulles para habilitar una carril de salida en dirección a la CV-43 mientras que se cambiaría el resto del trazado para convertirla en una vía de salida, especialmente para aquellos vehículos que buscan la Ronda Norte.

Un nudo crucial para el tráfico que registra continuas retenciones

La rotonda de Les Fulles se ha convertido en un cuello de botella para el tráfico. En ella confluyen tanto la Ronda Norte (CV-43) como la Carretera de Albalat (CV-505) y el volumen de vehículos que soporta genera retenciones continuas en el entorno de este polo comercial. El nuevo enlace diseñado por el ayuntamiento pretende evitar que los vehículos que no se dirigen a Alzira tengan que pasar necesariamente por la rotonda y, de este modo, descongesionarla. El tráfico que procede del polígono industrial o incluso del hospital comarcal y que trata de salir de Alzira por este nudo podrá coger el nuevo enlace, lo que mejorará la fluidez de la circulación en la calzada actual y, a priori, también debe evitar las retenciones que en las horas punta se registran en el acceso por la Ronda Norte, que queda bloqueda por momentos.

Compartir el artículo

stats