Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlet cifra en más de 5 millones la pérdida de jornales por el pedrisco

«La merma de fruta provocará que se deje de contratar a 600 personas»

Caquis afectados por el pedrisco en una imagen de principios de octubre y, a la derecha, estado de otro árbol en una fotografía de esta misma semana en Carlet. | LEVANTE-EMV

La importante merma de fruta provocada por la tormenta de granizo que en la tarde del 20 de septiembre descargó sobre una amplia franja del término municipal de Carlet tendrá un impacto directo en la economía local. La Cooperativa Agrícola Sant Bernat ha estimado en algo más de cinco millones de euros el importe de los jornales que se perderán en la presente campaña al reducirse las necesidades de mano de obra, tanto en el campo como en el almacén.

Un campo de naranjas afectado por el granizo, con abundante fruta en el suelo. | LEVANTE-EMV

El paso de los días desde que la piedra arreció con fuerza sobre los cultivos de algunas partidas rurales ha permitido constatar que la previsión de daños que se realizó en un primer momento se quedó corta y que el pedrisco ha afectado tanto el caqui, algo que era visible desde el primer día, como los cítricos. En este caso, las marcas producidas por los impactos de la piedra tardan algunos días en aflorar, aunque finalmente obligan a descartar la fruta afectada, que pierde cualquier valor comercial.

Carlet cifra en más de 5 millones la pérdida de jornales por el pedrisco

En el caso del caqui, una fruta muy sensible a cualquier impacto que a las puertas de la campaña de recolección ya tenía un tamaño considerable, los técnicos han elevado hasta el 50 % la previsión de merma que inicialmente estimaron en un 30 % lo que, sobre un aforo inicial de 42 millones de kilos, se traduce en la pérdida de 20.000 toneladas de fruta. Carlet es junto a l’Alcúdia la principal área productora de caqui Persimon.

La merma será inferior en el caso de los cítricos, aunque nada desdeñable en base a los datos que baraja la cooperativa, que ha estimado en torno al 30 % la producción que el pedrisco ha dejado sin valor comercial. La cosecha prevista en la presente campaña en la cooperativa se situaba en este caso entre 14 y 15 millones de kilos, lo que representa una merma de entre 4,5 y 5 millones de kilos de fruta.

El presidente de la Cooperativa Sant Bernat, Álvaro Nogués, comentó que esta tormenta que también afectó a otros términos lidantes, aunque en menor medida, no solo ha obligado a la cooperativa a cambiar la programación de la campaña, sino que va a tener una grave repercusión en la vertiente social porque mucha gente depende o complementa sus ingresos como agricultor trabajando para la cooperativa durante unos meses.

En base a los cálculos realizados, señaló que por lo que respecta a mano de obra de almacén se dejarán de pagar alrededor de 2,3 millones de euros, de los que 1,8 corresponden a la manipulación del caqui y los 500.000 restantes al envasado de cítricos, mientras que en el campo se perderán jornales por importe de 2,8 millones de euros, de los que 2 corresponden básicamente a la recolección del Persimon y los 800.000 euros restantes a la de naranja.

Cobertura para los productores

En total, 5,1 millones de euros que se dejarán de inyectar a la economía local ya que, mayoritariamente, se trata de trabajadores de la propia localidad. «Estamos hablando de que son 600 personas que se dejarán de contratar cuando la cooperativa tiene puntas en la campaña del caqui en las que, entre el campo y el almacén, da trabajo a 1.800 personas», comentó.

Nogués señaló que es pronto para valorar la marcha de la campaña desde el punto de vista de los productores, que sí tienen cobertura para el pedrisco a través de una póliza que contrata la cooperativa. A estas pérdidas directas, comentó Nogués, habría que añadir las indirectas de la reducción de la actividad por la falta de género y que afecta tanto a empresas productoras de envases como al transporte, entre otros sectores.

Compartir el artículo

stats