Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sueldo de los alcaldes de la Ribera

Hasta siete munícipes perciben de sus ayuntamientos una retribución que supera los 40.000 euros brutos al año

El sueldo de los alcaldes de la Ribera

El socialista Toni González es el alcalde de la comarca con un mayor sueldo. Según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, el pasado año recibió 48.833,52 euros brutos anuales por comandar el consistorio de Almussafes. Hay un munícipe, sin embargo, que ingresó una cantidad mayor también de fondos públicos, aunque no lo hizo propiamente en dicho cargo. Se trata de Jordi Mayor, que por sus funciones en la Diputació de València percibió más de 75.000 euros.

De un tiempo a esta parte, los salarios de las máximas autoridades de las localidades de la comarca se han reducido. Las retribuciones de Elena Bastidas, como alcaldesa de Alzira, y Vicent García, como munícipe de Algemesí, superaron los 60.000 euros antes de que el ejecutivo de Mariano Rajoy plantease recortes en la administración pública. Sus sucesores en el cargo no alcanzan esas cantidades.

El que percibe una cantidad mayor según los datos minesteriales es el alcalde de Almussafes, localidad que ni siquiera alcanza los diez mil habitantes. Toni González cobró el pasado año 48.833.52 euros brutos. Le sigue en la lista el de Carcaixent, Francesc Salom, con un sueldo antes de impuestos de 48.017,20 euros. El particular podio lo completa Marta Trenzano, máxima dirigente de Algemesí, con un salario bruto de 46.919,88 euros. Otros cuatro alcaldes superaron en 2020 los cuarenta mil euros anuales. Es el caso de Maria Josep Ortega (Carlet, 44.167,06 euros), Eugenio Fortaña (Turís, 43.860,04), Toño Carratalá (Alberic, 42.84o) y Dimas Vázquez (Sueca, 40.040). Todos ellos dirigen sus respectivos consistorios en régimen de dedicación exclusiva.

Aunque la normativa vigente establece el salario máximo que puede cobrar un alcalde en relación al volumen de población del municipio que dirige, lo cierto es que el abanico de sueldos es de lo más variado. De hecho se dan circunstancias como que el alcalde de Almussafes tena un salario trece mil euros mayor al de Alzira, la ciudad más habitada de la comarca. Según los datos ministeriales, Diego Gómez percibió el pasado año 35.143,50 euros brutos. Una cantidad que superaron otros munícipes de localidades de menor tamaño: Josep Maria Mas (Montserrat), Òscar Noguera (Castelló), Marta Ortiz (Benifaió), Rafaela Aliaga (Rafelguaraf) y Vicente Codoñer (Sollana). Curiosamente, este último percibió más dinero que Gómez pese a que tiene una dedicación parcial y el alzireño, una exclusiva.

Los que menos cobran

La alcaldesa que dedica toda su jornada laboral a su labor en el consistorio que menos cobró el pasado año fue Juani Clos, de Fortaleny, con 17.494.82 euros. Aunque eso no implica que fuese la menor cantidad pagada por un ayuntamiento a su presidente. Son once los que no tienen dedicación, aunque si perciben ingresos municipales por asistencia a órganos colegiados u otros conceptos: Jordi Mayor (Cullera), Andreu Salom (L’Alcúdia), Santiago Enguídanos (Sant Joanet), Salvador Montañana (Guadassuar), Anna González (Llaurí), Felip Hernandis (Albalat), Francisco Teruel (Benimodo), Critóbal García (Tous), Vicent Mompó (Gavarda), Vicent Alemany (Alginet) y Neus Garrigues (la Pobla Llarga).

Pese a no tener dedicación, los datos de Hacienda atribuyeron a Mayor unos ingresos municipales de 16.600 euros, a los que cabría añadir su retribución como diputado, cercana a los 50.000 euros. Según los datos de la propia Diputació de València el pasado año percibió unos ingresos de 75.799,54 euros que le convertirían en el alcalde mejor pagado, aunque no por dicha función.

Compartir el artículo

stats