Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lola Navarro

«Tengo veinte meses para demostrar de qué es capaz el PSOE en Carlet»

«Para mi es una prioridad que los vecinos se sientan bien atendidos en su ayuntamiento»

Lola Navarro, en el despacho de la alcaldía. | ÒSCAR MARTÍNEZ

Usted dijo en la toma de posesión de la alcaldía que su cara era lo único que iba a cambiar en el gobierno municipal. ¿Será su rostro lo único que cambie en el consistorio?

Con sinceridad, de momento es así. No ha habido ningún cambio que no estuviera dentro del pacto. Nosotros pactamos el 15 de junio de 2019, Compromís y PSOE, que el 15 de octubre de 2021 se produciría el cambio de alcaldía, que cada una de las candidatas de ambos partidos estaría una parte de la legislatura ostentando la alcaldía. Cuando pasara el tiempo de mandato estipulado, Maria Josep pasaría a ocuparse de varias concejalías, cosa que ya está haciendo, y yo ocuparía la alcaldía. Para mí, ha sido un cambio estipulado que ha tenido más repercusión de puertas para afuera que dentro, pues nosotros teníamos claro que el cambio iba a darse y no había más cambio que este.

También dijo que una de las cosas que más tendría en cuenta es que la ciudadanía de Carlet fuera escuchada. ¿De qué forma lo hará? ¿Qué mecanismos utilizará para que los vecinos hagan escuchar su voz?

Pronuncié esas palabras porque es algo que yo siempre he sentido, que quiero. Los funcionarios y los políticos nos debemos a la ciudadanía. Los políticos, porque hemos ido a unas elecciones, la gente ha creído en nosotros y debe ser escuchada. La palabra la tienen ellos y nosotros estamos a su servicio. Nosotros somos trabajadores, yo me considero una trabajadora más de este ayuntamiento y así lo he expresado. ¿Cómo quiero que se haga? Pues desde este despacho, con una buena atención y con respeto. Que no digo que no se haya hecho así, pero en mi caso esa es mi prioridad: cuando una vecina o un vecino de Carlet entre en su ayuntamiento, que los funcionarios le acompañen y atiendan bien. Para mí es prioritario, por encima de otros asuntos.

Por primera vez en 30 años, el PSOE vuelve a ponerse al frente de este ayuntamiento. ¿No son demasiados años para un partido de gobierno en una población de las dimensiones de Carlet? ¿A qué atribuye la pérdida de confianza de los electores durante tres décadas?

Es bien sabido que el Partido Socialista de Carlet sufrió una división hace 30 años, motivada por problemas internos que derivaron en enfrentamientos. Junto a eso, el gobierno por aquel entonces lo tenía el Bloc y después pasó a manos del Partido Popular, años después ya entra el PSOE a formar parte del equipo de gobierno hasta ahora que ya ha recogido la alcaldía cuando han pasado 30 años. Cuando las cosas se caen, cuestan mucho de levantar.

Ahora usted tiene 20 meses por delante para demostrar su valía. ¿Cree que es suficiente tiempo para transmitir un mensaje nítido a la ciudadanía y ganarse la confianza de los electores?

Venimos de ser un equipo de gobierno y hemos demostrado que podemos gestionar eficientemente. No te sé decir qué mensaje transmitiré cuando se termine esta legislatura, debo trabajármelo y mucho. Tengo 20 meses para demostrar de qué es capaz el PSOE conmigo al frente del ayuntamiento y creo que tendré tiempo suficiente.

Cambiando de tema, Carlet es junto con l’Alcúdia un emblema del caqui, tienen ustedes dos de las cooperativas más fuertes. Ahora que el sector está atravesando una grave crisis, ¿qué cree usted que se puede hacer para salvar un cultivo del que dependen tantas familias?

Realmente, el ayuntamiento poco puede hacer ante los frentes contra los que lucha el agricultor, como la competencia de mercado, las plagas de insectos o las inclemencias meteorológicas. Como hija y esposa de agricultores, pienso que debemos luchar por nuestros productos, pero lo único que el ayuntamiento puede hacer para ayudar a las familias que dependen económicamente de los cultivos es elevar las peticiones, propuestas y exigencias de los agricultores a la conselleria y al Estado, para que ellos incluso lo transmitan a la Unión Europea.

Siguiendo el hilo de la economía de las familias, hablemos de la apuesta que Carlet hizo por la industrialización. Se está consolidando su polígono industrial, ¿cree que quizás sea esa la fórmula para ganar el futuro?

Sí, el polígono está consolidado. Es más, ahora mismo en el ayuntamiento tenemos una propuesta para desarrollar dos parcelas más, entre el polígono industrial de Sant Bernat y el parque industrial de Carlet, que una empresa nos ha solicitado para la construcción de dos grandes naves de logística. Se trata de un proyecto muy interesante para Carlet.

Las relaciones entre el PSOE y Compromís en general no están pasando por su mejor momento, según se ve en algunos ayuntamientos e incluso en el gobierno de la Generalitat. ¿Qué fórmula aconseja usted para mantener engrasada la maquinaria de la coalición entre ambos partidos?

Respeto con los pactos y con las personas. Yo siempre he exigido el mismo respeto que he profesado a mis compañeros de coalición y así ha sido. Además, debemos ser conscientes de que ninguna de las partes tiene el poder de gobierno absoluto y que dependemos los unos de los otros. Esa es la relación ideal que debemos mantener para que todo marche. Luego, en las elecciones, cada uno tomará su camino, pero ahora somos equipo de gobierno y como tal debemos comportarnos.

Hablando de elecciones, ¿se volverá usted a presentar como candidata a la alcaldía en 2023?

Sí, si así me lo pide la militancia de la agrupación de Carlet. Además tengo la obligación moral de hacerlo, lo hagamos bien o lo hagamos mal. No sería ético que, ahora que he conseguido alcanzar la alcaldía, me retire después por haber conseguido el objetivo. Me veo en la obligación moral de seguir trabajando por Carlet.

Para finalizar, Sra. Navarro, el Partido Popular la recibió con muchas descalificaciones, llegando a decir que su gestión es inoperante. ¿Qué les respondería?

Sinceramente, fue un recibimiento que no esperaba para nada. Y más viniendo de personas con las que siempre me he llevado bien, tenemos una buena relación y me dolió, porque saben que soy una mujer trabajadora y que siempre estoy al pie del cañón. Pero es que, además, también han repartido por la población un panfleto político bajo el nombre de ‘noticias’, aunque no deja de ser propaganda electoral, algo que solo debería repartirse en época de elecciones; con esos mensajes lo único que pretenden es desinformar y confundir a la gente. Es una oposición que se dedica mucho a criticar y poco a colaborar.

Compartir el artículo

stats