Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira prolonga su racha de partidos sin ganar con un empate

Los de Dani Ponz saldan con un cero a cero su duelo ante el Atlético Mancha Real, primer rival «asequible»

La vestimenta rival generó problemas de confusión. | JOSÉ GÓMEZ

Los aficionados de la UD Alzira salieron preocupados el domingo del Luis Suñer Picó por el juego que había desarrollado su equipo ante el Atlético Mancha Real, primer rival considerado de los «Mortales». Dos equipos que arrastraban una racha de tres partidos sin ganar la alargaron a cuatro encuentros.

En la primera parte, la UD Alzira fue un continuo quiero y no puedo en el que dominó por completo, apenas permitió que el Mancha Real pusiese en peligro la meta de Pawel, pero no remató las llegadas al área jienense. Ya en el primer minuto, Marenyà gozó de la primera ocasión para los azulgranas que envió al palo. La única ocasión del Mancha Real en la primera parte llegó al minuto 7 cuando un centro de Villarejo fue cabeceado por José Enrique cerca del palo. Al cuarto de hora, Lado, con pierna izquierda, enganchó un chutazo desde la frontal que forzó a Lopito a enviar a córner con una estirada. Cinco después fue Estacio el que lo intentó a la izquierda de la media luna pero su disparo se fue abriendo hacia la cruceta. Superado el ecuador, fue Zarzo el que intentó repetir el gol de la semana pasada al Águilas sin fortuna. Ya en el tramo final Lado forzó otro córner y a punto de cumplirse el 45, el georgiano hizo lucirse a Lopito con una palomita tras libre directo desde la frontal.

Tras el descanso, Ponz dio entrada a Cortijo que entró al lateral izquierdo para subir a Abel al interior, que Zarzo cambiase a la banda derecha y Germán se situase en la delantera junto a Chema. Marenyà intentó un doble disparo desde veinte metros, el segundo de los cuales se le fue alto. Y ahí acabó el peligro alzirista. «El Mancha Real es el campeón de Andalucía y ha sido capaz de quitar el balón a los otros equipos. Tiene buenos jugadores como Juanma, Óscar Quesada o Urko», comentó el técnico del Grau.

El miedo empezó a ser presa de los aficionados alzireños con los regates innecesarios de Pawel y una entrega corta de Lado a su portero que se convirtió en un uno contra uno que el meta polaco desbarató. Mediado el segundo tiempo Ponz intentó dar más control del juego con Carlos Pérez y profundidad por banda con Traver pero éste no mejoró. Después sería el joven Sergio González quien gozase de diez minutos en sustitución del ariete Chema pero el equipo estaba desentonado.

El golaveraje saca al Alzira del descenso directo en detrimento del Eldense.

Compartir el artículo

stats