Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El filial del Alginet se lleva el derbi de EBA ante el Sueca (88-67)

Los de la Ribera Baixa protagonizan una gran remontada pero caen en los minutos finales del partido

Montolio y Alfonso en una intensa jugada del encuentro. | CB ALGINET

El filial del CB Alginet sumó su primera victoria en la liga EBA, aunque a costa del otro representante de la comarca en la categoría, el CB Sueca. El encuentro, de dominio azulón pero muy reñido en diversas fases tras una gran remontada suecana, se decidió en los últimos minutos a favor de los de la Ribera Alta (88-67).

El Sueca, tras un empate a dos en el primer minuto, no pudo frenar el impetu y coraje de los jóvenes jugadores del Alginet, que con los puntos muy repartidos entre Iván Cubero, Sergio Romero, Víctor Pelufo, Robert Greus e Iván Lerín cerraban el primer cuarto con el marcador de 29-10.

El triple de salida de Robert Greus y la canasta de Miquel Romero ponían la máxima renta para el Alginet con el 34-10. El Sueca tenía que reaccionar sí o sí y Carlos Gil y Mihai Spiridon tiraronn de su conjunto. Las aportaciones de Santamatilde y Palacios también fueron determinantes a la hora de recortar su gran diferencia desfavorable. Se acercaron a once con el 35-24. Pero el triple de Sergio Romero y la canasta de Iván Lerín dieron un nuevo impulso a los de la Ribera Alta para poner un claro marcador al descanso de 44-26.

Tras el paso por vestuarios, la situación en los primeros minutos del tercer cuarto seguía igual, al Sueca le costaba mucho anotar y Alginet se mostraba cómodo en la pista. El filial azulón, con puntos de Cubero, Briz y Lerín, puso un 50-30 que le ponía las cosas muy complicadas a los arroceros. Sin embargo, protagonizaron una gran remontada para situarse a diez con el 55-45 a 3:30 para el final del tercer cuarto. Los jugadores visitantes, aupados por su numerosa afición desplazada a Alginet y con la moral crecida porque las cosas empezaban a funcionar mejor, hicieron gala de una muy buena defensa y transiciones rápidas para colocarse a cinco con el 59-54 a falta de 50 segundos para finalizar el periodo, que concluiría con el marcador de 61-54.

El último cuarto fue de máxima igualdad. Todo estaba por decidir a falta de cuatro minutos, en los que dos antideportivas, una técnica al entrenador suecano y las pérdidas de balón condenaron al conjunto de la Ribera Baixa, que acabó perdiendo por un abultado 88 a 67).

Compartir el artículo

stats