Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«He vuelto a vivir tras el accidente y el daño cerebral»

Los pacientes citan la constancia y el apoyo familiar como vitales para la recuperación

Una paciente, en plena actividad de recuperación motora. | LEVANTE-EMV

Teresa Agustí, vecina de Alzira de 61 años y paciente del servicio de neurorrehabilitación del Hospital de la Barraca d’Aigües Vives, aprovechó ayer en Día del Daño Cerebral para mostrar su experiencia. «La constancia y el apoyo de familiares y de los profesionales sanitarios son la base para una buena recuperación». Teresa sufrió un accidente de moto con su marido hace poco más de un año y, tras un mes en la UCI, decidió realizar su neurorrehabilitación en el centro que gestiona Vithas. Su vida ha cambiado mucho desde entonces. «Me dicen que he vuelto a nacer, y tienen toda la razón», subraya. En su opinión, iniciativas como dedicar un día al año a las consecuencias del daño cerebral «son muy importantes para visibilizar que la vida puede cambiarte en un momento, pero que hay que seguir luchando y trabajando».

Dentro las actividades inclusivas de celebración también tendrá cabida el arte, ya que familiares, pacientes y profesionales están desarrollando un mural gigante en el que, de forma libre, pueden expresar lo que sienten con un lenguaje puramente emocional a través de esta práctica artística.

 Cada 26 de octubre, el Hospital Vithas Aguas Vivas demuestra, a través de su amplio programa que es posible la integración social de las personas con discapacidad, a través del ocio accesible, y que la familia es un elemento clave de la recuperación.

Tras dos años de pandemia, el servicio de Neurorrehabilitación de Vithas Aguas Vivas recupera sus actos de sensibilización y los pacientes se han propuesto sumar kilómetros para conseguir, con su esfuerzo diario, del 25 al 29 de octubre, más de 500 kilómetros caminando, en bicicleta o corriendo, un reto que casi alcanzaron en 2020 y que, este año, pretenden superar con creces.

«Superarse día a día es el lema que tenemos. Y como muchos de ellos no pueden realizar ahora mismo una carrera o una marcha, por la gravedad de las secuelas que les ha producido el daño cerebral, pensamos que conseguir kilómetros, en equipo, les motivaría y visualizaría cómo es la vida tras sufrir una lesión cerebral», explica Carmen García, directora del equipo médico.

Compartir el artículo

stats