Una patrulla de la Policía Local de Alzira dio el alto el miércoes una persona que circulaba en un patinete eléctrico con otro viajero, cosa que es motivo de infracción de acuerdo con la ordenanza municipal. Además, los agentes realizaron un test antidrogas al conductor, que dio positivo por cocaína y cannabis, por lo que fue sancionado.

Los agentes procedieron a identificar el usuario del patinete al detectar que en el vehículo viajaban dos personas y, en ese momento, se percataron de que posía una bolsa de lo que, a primera vista, parecía marihuana. Los efectivos se incautaron de esta sustancia y levantaron un acta-denuncia dirigida a la Subdelegación de Gobierno en València.

Al encontrar la droga en una persona que conducía el patinete, le realizaron un test de drogas, que dio positivo en cocaína y cannabis. En consecuencia, redactaron también denuncia para conducir con drogas en el organismo, un hecho que cuenta con una sanción que puede llegar a los 1.000 euros.

Según explicaron fuentes policiales, «igual que el resto de conductores, las personas que se desplazan en patinete eléctrico, un vehículo de movilidad personal, tienen que someterse a las pruebas de alcoholemia y drogas, siempre que los sea requerido por un agente de la autoridad».