Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mujer de Carcaixent fallece tras caer de una ventana mientras la limpiaba

Cayó justo delante de un turismo, aunque la conductora consiguió evitar el atropello

La vivienda donde ocurrieron los hechos. | ÒSCAR MARTÍNEZ

Una mujer de 50 años murió en la noche del jueves tras precipitarse accidentalmente por una ventana de su domicilio de Carcaixent mientras limpiaba la persiana. Tras la alerta de los vecinos al 112, una ambulancia se acercó hasta el lugar de los hechos y pudo practicarle los primeros auxilios antes de desplazar a la herida hasta el Hospital Universitario de La Ribera, donde ingresó en la UCI. Murió esa misma noche.

Eran cerca de las 11:30 horas del pasado jueves cuando la mujer se encontraba realizando tareas de limpieza en su domicilio, en la Calle Gandía. En un momento dado, perdió el equilibrio y se precipitó desde la ventana izquierda de la primera planta. Testigos del suceso han asegurado que la caída se produjo de manera accidental, ya que la víctima «puso su cuerpo demasiado hacia afuera, por lo que se desequilibró y cayó a la calle».

El lugar donde ocurrieron los hechos, es una calle transversal que une el Instituto Arabista Ribera con la Calle La Vall. Hace esquina con la avenida José Vidal Canet, por lo que cuenta con un tráfico bastante fluido y carece de vehículos estacionados.

En el momento de producirse la caída, la víctima quedó tendida en el suelo justo delante de un vehículo que conducía por ese lugar que, afortunadamente, pudo reaccionar a tiempo dando un frenazo y evitando el atropello. La conductora del turismo, también vecina de Carcaixent, sufrió una crisis de ansiedad. Ayer todavía se encontraba muy afectada. «No ha podido dormir en toda la noche», reconoció una familiar suya a este periódico.

Efectivos del 112 se personaron en el lugar de los hechos,. Tras examinar y evaluar su estado, la entubaron y le practicaron las primeras curas para luego trasladarla a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Alzira, donde permaneció ingresada hasta el momento de su fallecimiento, que se produjo durante la noche.

Conmoción en el vecindario tras el accidente

Decenas de vecinos no han dejado de mostrar sus condolencias desde que saltó la noticia. Muchos han manifestado su conmoción y estupefacción ante la gravedad del suceso, totalmente fortuito. También lamentan el impacto que ha provocado en la familia y entre sus conocidos. Nadie esperaba el desenlace, puesto que muchos logran salvarse tras una caída a semejante altura. Igualmente han trasladado ánimos a la mujer que conducía el turismo delante del cual cayó la víctima, y a quien le ha dejado secuelas psicológicas.

Compartir el artículo

stats