Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los premios a las mejores mieles abren otra edición de la feria de Montroi

El apicultor local García Polo gana en la modalidad de azahar mientras que el trofeo de romero se va a València y el de milflores a la Marina Baixa

Galletero, entre las autoridades, ayer, en el acto celebrado en València. | LEVANTE-EMV

El edificio Veles e Vents de València acogió ayer la XXIV edición del Concurso Nacional de Mieles que organiza la Feria Valenciana de la Miel (Fivamel), un certamen muy arraigado en la Ribera que tendrá lugar el próximo fin de semana, del 12 al 14 de noviembre, en la localidad de Montroi. El concurso de mieles se convierte así en el preámbulo de este feria que promociona todos los productos que tienen su origen en la actividad apícola.

El director del Museo Valenciano de la Miel, Carles Galletero, dirigió al jurado integrado por el periodista Emili Piera; la restauradora Maria José Martínez, del restaurante Lienzo; Javier Andrés, de Veles e Vents; Javier Solsona de Turisme de la Generalitat Valencia; Francisco Guillem, de Distribuciones Colom & Naya; Francisco Albert, de la revista «Los Mejores Aceites de la Comunidad Valenciana» y los apicultores Ramón Soldado, Jaime Moreno y Ramón Clemente.

Cuadro de honor

En la modalidad de miel de azahar, el jurado asignó el tercer premio a J. Regal (València), el segundo premio fue para Vicente Moreno (Montserrat) mientras que el primer premio recaía en José García Polo (Montroy).

En la modalidad de Milflores, Julián Riera (Corbera) conseguía el tercer premio, mientras que el segundo recaía en la empresa Primo Mendoza (Carlet) y el primero era para Manuel Rodríguez (Marina Baixa).

Por último, y tal vez en la modalidad más esperada que es la de romero, el tercer premio era para Ismael Perpiñán (Buñol), el segundo para Vicente Moreno (Montserrat) y el primer premio para J. Regal (València).

El acto estuvo presidido por el Diputado de Turismo, Jordi Mayor y el alcalde de Montroi, Antonio Carrascosa, quienes después de unas palabras de reconocimiento con el trabajo de los apicultores, dieron paso al cocinero Joan Clement, el cual ofreció una «show-cooking», utilizando como base de sus platos las mieles valencianas premiadas.

Compartir el artículo

stats