Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS asalta la zona alta tras su primer triunfo fuera de casa

Los alzireños ocupan la quinta plaza de la Segunda División

Rubi celebra junto a Peloncha, Gabri y Pedro el primero de los tantos del partido. | RAÜL AMAT

El Family Cash Alzira FS ya ha conseguido sus primeros tres puntos lejos del Palau. Después de cinco jornadas actuando como visitante, por fin, los de Braulio Correal ya han probado el sabor del triunfo a domicilio. Los ribereños conquistaron La Rosaleda del Benavente tras un partido de alta dificultad en el que acabaron imponiéndose 3-5 gracias a los goles de Gonzalo Castejón, Rubi, Pedro y Rafa Ara. Esta victoria les sitúa en la quinta posición de la tabla clasificatoria, zona de promoción de ascenso a Primera División.

El partido transcurrió como se preveía. Fue un encuentro parejo y de alta dificultad en una cancha con una grada repleta que no dejó de animar. Ni siquiera varios minutos después de que finalizase el tiempo de juego. Nada más comenzar, Nacho Serra arrancó su particular recital bajo palos. El meta valenciano sacó un pie perfecto para evitar el primer tanto de los locales. Camino del minuto seis de partido, Rubi inauguró el marcador con un chut templado y cruzado que se coló tras impactar en el poste.

Después de una acción rápida del Benavente, Rafa Ara estuvo a punto de hacer el segundo, pero se topó con el palo, que esta vez repelió la bola hacia fuera. La peor noticia para el conjunto ribereño fue la recaída de Jose Carlos, quien tuvo que retirarse después de acceder a pista por molestias. El Benavente se encontraba con un certero Nacho Serra en cada acercamiento. Tras el tiempo solicitado por el técnico local, Malaguti consiguió batir a Serra con un disparo cruzado exterior.

El Family reaccionó rápido. Peiró se quedó ante el portero, se adecuó la bola, pero su intento de vaselina se estrelló en la madera. El partido no daba tregua. El balón corría de un lado a otro y Serra seguía con su recital. Castejón finalizó una contra perfecta para poner el 1-2 sobre el cuarto de hora de partido. Esta vez sí, el cuadro local puso las tablas inmediatamente. El 2-3 con el que partido se fue al descanso llegó de un balón larguísimo de Serra, que rozó ligeramente Pedro con la cabeza para confundir al portero y que subiera el tercero al electrónico.

Minutos de sufrimiento

En la reanudación, Rafa Ara hizo el cuarto para el equipo alzireño. El Family pudo ampliar esa ventaja de dos, pero no tuvo fortuna, aunque tuvo al equipo local contra las cuerdas. Superada la media hora, Malaguti acortó distancias desde los cinco metros. Con la ventaja mínima, tocaba sufrir. A punto estuvo Rubi de hacer uno de los goles de la temporada, con una volea desde campo propio que se estrelló en el palo tras sobrevolar el parqué de La Rosaleda.

Pero si una cosa ha demostrado el Family en las últimas jornadas es la fortaleza en tareas defensivas, sobre todo en las situaciones de portero jugador, que durante mucho tiempo fueron un auténtico quebradero de cabeza. El Benavente salió de cinco, pero no obtuvo el resultado que deseaba. Castejón aprovechó un robo para, tras una pared con Peiró, poner el quinto en el marcador y cerrar el partido. Con este triunfo, el Family Cash Alzira FS encadena dos victorias consecutivas en liga y alcanza los 16 puntos. Este fin de semana regresará al Palau d’Esports, ante su público, donde buscará un nuevo triunfo.

Compartir el artículo

stats