Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic amonesta otra vez a la alcaldesa de Favara por evitar propuestas del PSPV

Azorín evitó incluir en el orden del día una propuesta socialista para remitir a la Fiscalía el expediente sobre unas «presuntas irregularidades»

La alcaldesa, Oro Azorín.

Nueva resolución del Síndic de Greuges contra el Ayuntamiento de Favara. En este caso el Defensor del Pueblo valenciano reprocha la resolución de la alcaldía que negaba la inclusión en el orden del día, pese a presentarse «en tiempo y forma», de una propuesta del PSPV para trasladar a la Fiscalía el expediente sobre «unas presuntas irregularidades». La alcaldesa, Oro Azorín, se negó a incluir en el pleno esa iniciativa y tampoco lo hizo tras intervenir la Sindicatura, por lo que el consistorio de Favara aparecerá en la memoria anual de la entidad por incumplir sus resoluciones.

El portavoz socialista, Rafael Gisbert, presentó una queja ante el Síndic por la falta de inclusión en el pleno de esa propuesta de resolución. Oro Azorín evitó incluirla en el orden del día. La alcaldesa y su partido, Compromís, gobiernan ahora en minoría, por lo que si la moción socialista hubiera contado con el respaldo del PP, habría perdido la votación.

El gobierno municipal de Favara respondió al Síndic el pasado 24 de septiembre. En su réplica, alegó que la propuesta de acuerdo del PSPV estaba redactada de manera genérica y solicitaba que fuera el propio ayuntamiento el que remitiera una denuncia al Ministerio Fiscal por unas supuestas irregularidades que, ni tan solo se concretan o especifican, ni mucho menos se expone el motivo por el cual se considera que las mismas puedan tener relevancia penal», expuso la alcaldesa.

Frente a esa tesis, la Sindicatura de Greuges, defiende que la inclusión de una propuesta en el orden del día del pleno «no significa automáticamente su aprobación. Las razones expuestas por el Ayuntamiento de Favara pueden servir para rechazar la propuesta de acuerdo, previo debate y votación de la misma, pero no deben limitar su inclusión en el orden del día», sostiene el Síndic.

Tras la negativa de la alcaldesa de Favara de aceptar los criterios del Defensor del Pueblo autonómico, la Sindicatura ha procedido a cerrar el expediente sin que su resolución fuera admitida por el ayuntamiento. La ley impide a la Sindicatura de Greuges de la Comunitat Valenciana adoptar otras medidas para imponer a la Administración el cumplimiento de sus obligaciones.

No obstante, la queja será incluida en el próximo informe anual a Les Corts, correspondiente a la gestión de esta institución.

Compartir el artículo

stats