Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turís ensaya cómo retrasar una vendimia cada vez más temprana

Un proyecto para adaptar el cultivo al cambio climático experimenta la aplicación de un protector solar que mitiga el calor en el viñedo, demora la maduración de la uva y ayuda a aliviar sequías

Trabajos de recolección de la uva en un campo de Turís en agosto de 2020. | PERALES IBORRA

El aumento progresivo de las temperaturas derivado del cambio climático ha adelantado la vendimia en la región mediterránea una media de seis días en los últimos veinte años, una tendencia que en la principal zona vitivinícola de la Ribera ha provocado que la recolección de la uva haya comenzado en pleno agosto en algunas campañas.

La cooperativa la Baronía de Turís participa activamente en un proyecto de investigación que se apoya en la experiencia de Bodegas Enguera en la aplicación de un protector solar sobre la viña con el objetivo de retrasar la maduración de la uva y, con ella, también la vendimia, que ha obtenido el respaldo económico de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural y Transición Ecológica en el marco de las ayudas a experiencias innovadoras y sostenibles que integren a productores y centros de investigación para adaptar los cultivos al cambio climático. En esta experiencia, además de Bodegas Enguera y la Baronía de Turís, también participa el Centro de Investigaciones sobre Desertificación, una entidad mixta de la que forman parte el Centro Superior de Investigaciones Científicas y la Universitat de València, y la Federación de Cooperativas Agrarias.

El proyecto pretende implementar el uso de un protector solar con base caolín para reducir la radiación absorbida por la viña y la demanda evaporativa y la temperatura de la planta y de los racimos, por lo que resulta efectivo también en caso de sequía. «De este modo se pretende hacer frente a uno de los grandes retos de la viticultura valenciana debido al cambio climático, que es asegurar la sincronización entre la madurez glúcida y fenólica de las uvas y poder así mejorar la composición fenólica de los vinos sin incrementar su grado alcohólico», según detalla el resumen del proyecto, denominado «Adaptación de la viticultura mediterránea al cambio climático mediante el uso de un protector solar para la viña».

El técnico de la Baronía de Turís responsable de calidad, Ricardo Añón, comentó que de cara al proceso de fermentación de la uva no es aconsejable que entre con una temperatura demasiado elevada, ya que a menor temperatura se obtiene una mayor calidad, por lo que esta experiencia con la aplicación del protector solar mediante una pulverización foliar busca retasar la maduración. Según explicó, el objetivo pasa por intentar demorar la vendimia entre diez y quince días y con este fin la cooperativa prevé iniciar los ensayos en su campo de experiencias a principios del próximo año con la aplicación de diferentes dosis para analizar después los resultados.

La utilización de este protector solar para el viñedo persigue reducir la temperatura en la superficie de las hojas y frutos y de esta forma adaptar al viñedo al actual escenario de cambio climático. El caolín es un mineral constituido por arcillas de las que predomina la caolinita. Se trata de un producto inerte, que de por sí no tiene efectos negativos en la calidad del vino. Es un mineral que tiene una alta capacidad de reflexión de la luz y su utilización está permitida en agricultura ecológica. Bodegas Enguera, uno de los socios del proyecto, lleva empleándolo desde 2015, según explicaron fuentes de la federación de cooperativas.

Este proyecto, que la conselleria financiará con una aportación de 73.000 euros a través de las diferentes entidades que participan, busca en última instancia una revisión bibliográfica sobre técnicas de cultivo para retrasar la maduración y conlleva un compromiso de divulgación de los resultados.

El equipo de investigación del CSIC ampliará sus conocimientos sobre viticultura y las bodegas del consorcio pretenden convertir en una de sus principales fortalezas el uso de la aplicación del caolín para la mitigación de la sequía como una técnica innovadora y respetuosa con el medio ambiente.

Compartir el artículo

stats