Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ribera evitará en 2022 los viajes para resolver disputas familiares

La comarca perdió hace más de diez años el servicio y las familias tienen de desplazarse desde entonces a Ontinyent o Gandia

Obras de adecuación del futuro centro de Alzira. | LEVANTE-EMV

La comarca dispondrá a principios de año de dos nuevos Puntos de Encuentro Familiar, concretamente se localizarán en Alzira y Sueca. Los nuevos emplazamientos evitarán que las citas familiares conflictivas se lleven a cabo en otros centros, como el de Ontinyent, Gandia o València, con los trastornos e inconvenientes que esos viajes conllevan para los usuarios de este servicio que residen de la Ribera.

Hasta ahora, las parejas de la comarca que precisaban de este recurso han tenido que buscarlo fuera ante la carencia de un local acondicionado para ese fin en La Ribera. Cabe recordar que Alzira ya contó en su día con un punto de encuentro familiar que cerró hace casi 10 años con motivo de los recortes provocados por la crisis económica.

A principios de 2018 se contempló la apertura de otro centro de estas características en Carlet, el tercer centro previsto en la comarca junto con el de Alzira y Sueca. Finalmente no se pudo llevar a cabo ante la falta de un local en el municipio que reuniese las condiciones requeridas por la conselleria para ubicar este servicio. No obstante, desde el consistorio manifestaron su voluntad de ofrecer en el futuro un espacio adecuado para completar esa redistribución con el objetivo de que la ciudad y sus juzgados puedan contar también con este servicio que atiende situaciones de conflictividad familiar.

Reivindicación histórica

A partir de 2022, Alzira y Sueca tienen previsto inaugurar sendos espacios, si las obras de adecuación y reforma de sus respectivos locales siguen con el buen ritmo y se completan en los plazos previstos.

En el caso de la capital de la Ribera, Marina Mir, concejala de Servicios Sociales recalcó ayer la necesidad de contar con este espacio en el municipio: «Para nosotros era prioritario tener nuevamente este servicio en Alzira que, más que de las familias, era una reivindicación histórica del Colegio de Abogados». En cuanto a la puesta en funcionamiento del establecimiento la edil precisó: «La conselleria nos ha dicho que en el momento en que les comuniquemos que el local está listo para su uso, nos enviarán al personal».

Respecto a Sueca, el alcalde, Dimas Vázquez, ya ha visitado junto con varios concejales las obras de acondicionamiento del recinto, que, a diferencia del de Alzira, prestará el servicio de manera eventual, hasta su traslado a la sede definitiva. Esta eventualidad reside en la premura de intergrar en la localidad esta asistencia social: «Nada más comenzar la legislatura, nos pusimos a trabajar para dotar a Sueca de este servicio cada vez más demandado por muchas familias que han de sufrir listas de espera demasiado largas», explicó el primer edil, que ha proyectado trasladar esas dependencias a otro edificio municipal en un futuro próximo: «Tenemos el compromiso por parte de la conselleria de que, a medio plazo, el Punto de Encuentro Familiar de Sueca se ubicará definitivamente en otro edificio municipal, cuyas obras serán financiadas al cien por cien con fondos de la Generalitat Valenciana».

Un lugar de normalización

El Punto de Encuentro Familiar es un emplazamiento neutral pensado para facilitar el régimen de visitas de los menores en situaciones de crisis o rupturas matrimoniales complicadas, o incluso para intervenir en casos de violencia de género.

En estos lugares, trabaja un equipo multidisciplinar de profesionales como asistentes sociales o asesoría jurídica, para tratar de reconducir estas relaciones familiares y normalizarlas. Las edificaciones cuentan con diferentes espacios como una «sala amable» para los niños, un office, despachos y varias entradas y salidas.

Compartir el artículo

stats