Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafael Armengol invade Xàtiva con un centenar de sus obras

El artista de Benimodo llena con sus cuadros diversos espacios de la ciudad con una muestra retrospectiva que exhibe esculturas, estructuras lineales y cuadros de los últimos 50 años

Una de las obras que Rafael Armengol ha instalado en el Museu de Belles Arts de Xàtiva.

Los viandantes que durante la última semana se han paseado por la Plaça de la Seu o han caminado ante la fachada del Museu de l’Almodí de Xàtiva se han topado con dos piezas manufacturadas en acero corten que seguramente habrán llamado su atención. En el primer caso, se toparon con un pequeño árbol metálico de color azul, con un homenaje figurativo al campo valenciano. En el segundo, con una efigie de Vicent Andrés Estellés de tono marrón, donde el autor ha jugado con los efectos ópticos y la perspectiva frente al paisaje urbano del municipio setabense.

Escultura que recuerda la figura de Vicent Andrés Estellés ante l’Almodí. PERALES IBORRA

Las dos piezas forman parte de la exposición «l’entrellat del cor», que a partir de la semana que viene traerá a Xàtiva más de un centenar de obras del artista Rafael Armengol. El veterano autor sigue los pasos de Artur Heras y Andreu Alfaro e invadirá con sus cuadros varios espacios culturales de la capital de la Costera.

Retrospectiva desde los 60

Natural de Benimodo, Armengol atendió ayer a Levante-EMV y explicó que «se trata de una retrospectiva de mi trayectoria, desde los años 60 hasta los tiempos actuales. También he confeccionado nuevos trabajos. La verdad es que es un honor que hayan contado conmigo para llenar espacios tan privilegiados de una ciudad como Xàtiva. Sé que soy el tercer autor que protagoniza una muestra de este tipo, después de Heras y Alfaro. Me llena de orgullo». La cita visitará cinco característicos enclaves de la ciudad: El claustro del exconvento de Sant Domènec, el Palau de l’Ardiaca, el Museu de les Belles Arts - Casa de l’Ensenyança, el Museu de l’Almodí y la Plaça de la Seu.

Armengol confirmó ayer que, en total, se superará el centenar de cuadros: «En el Palau de l’Ardiaca he instalado una serie que he pintado para esta ocasión, centrándome en la obra de Josep de Ribera y en sus cerca de veinte cuadros en los que aparece la figura de San Sebastián, por ejemplo». A su vez, en Sant Domènec se ubicarán dos series, centradas en emular a autores clásicos transalpinos como Andreu Mantegna o Giovanni Battista Tiepolo.

«Cuando me lo propusieron hace año y medio la verdad es que enseguida acepté. En todo este tiempo hemos tenido que configurar el catálogo. Una iniciativa de este tipo conlleva un trabajo considerable», argumentó el autor responsable de las obras.

Sus característicos montajes basados en estructuras lineales no podían faltar. «No es la primera vez que vengo a Xàtiva, ya que he expuesto en galerías que han cerrado. También tengo buenos amigos en la ciudad. Es un proyecto que me ha hecho mucha ilusión», apostilló Armengol.

Compartir el artículo

stats