Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis pueblos se alían contra los robos y los contratos fraudulentos en el campo

Agentes de policía inician una nueva campaña que, en colaboración con la inspección de empleo, vigilan cuadrillas de «collidors», almacenes y ETT

Agentes e Inspección de Trabajo, ayer, en un campo de la comarca. | LEVANTE-EMV

Unidos son más fuertes. Seis municipios de la comarca iniciaron ayer una campaña para prevenir robos y contratos fraudulentos en el campo. Los agentes de la Policía Local, junto al cuerpo autonómico, patrullaron entre parcelas agrícolas acompañados de dos inspectores de Trabajo con el objetivo de comprobar que las labores de recolección se realizaban con plenas garantías legales.

La campaña ha movilizado a agentes de diversas localidades: la Pobla Llarga, Castelló, Rafelguaraf, l’Ènova, Manuel y Sant Joanet, la mayoría de ellas de tamaño reducido. Al unir fuerzas, son capaces de abarcar un territorio mayor y de forma más eficaz. Además, contaron con el apoyo de la Policía Autonómica y la inspección de Trabajo, que aportó a dos técnicos.

Durante varias semanas recorrerán tanto parcelas agrícolas como almacenes. «Nuestro objetivo es doble. Queremos que reducir los robos en el campo y, al mismo tiempo, vigilar las condiciones laborales. Controlaremos a las cuadrillas de ‘collidors’, las Empresas de Trabajo Temporal y a los almacenes para comprobar que toda la documentación está en regla», explicó el jefe de la Policía Local, Paco López. Durante su primera jornada de trabajo, de hecho, ya detectaron las primeras infracciones, que han sido propuestas para sanción.

De ese modo, la campaña preventiva busca minimizar el impacto negativo de unas malas prácticas que perjudican gravemente a un sector tan importante para la economía de la comarca. «Queremos estar a pie de naranjo, al lado de los agricultores, que están indefensos ante estas situaciones», concluyó López.

Compartir el artículo

stats