Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aumento de la vigilancia policial alivia las tensiones en El Carrascalet

El vandalismo juvenil preocupa

Agentes de la Policía Local de Algemesí. | LEVANTE-EMV

Dos semanas después de la reunión mantenida entre la alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, y representantes del barrio del Carrascalet, parece que la tranquilidad ha vuelto a sus calles. La mayor presencia policial ha serenado los ánimos y ya no se registran tantos incidentes ni actos vandálicos.

La tensión que se vivió en la barriada hace unas semanas fue aprovechada por el Partido Popular para criticar el «abandono del barrio» y solicitar un pleno extraordinario para abordar ese asunto. Dos días antes de celebrarse esa sesión plenaria, la alcaldesa, Marta Trenzano, se reunió con unos cuarenta vecinos para recoger sus inquietudes y atender sus problemas.

«El Carrascalet es un barrio tranquilo, aunque últimamente parecía que parte de la juventud empezaba a desmadrarse. Y también tuvo lugar algún incidente aislado entre dos vecinas», admite la alcaldesa, para quien, sin embargo, la imagen que se ha querido proyectar del Carrascalet «es la de barrio marginal, conflictivo, cuando eso no es así», defiende.

«Se estaba yendo de madre»

Comenzaba a ser notoria la degradación del parque. El vandalismo y la suciedad, había encendido algunas luces de alarma. «Parte de la juventud del barrio está un tanto revolucionada y colapsa el parque, no cuida su entorno y circula sin consideración con los patinetes. La gota que colmó el vaso fue la bofetada que propinó en plena calle una mujer a otra. Se estaba yendo un poco de madre, y hacía falta actuar ya», reconoce la primera autoridad local.

Más presencia policial

En la reunión que mantuvo la alcaldesa con parte del vecindario se decidió que los agentes de la Policía Local visitaran con mayor frecuencia El Carrascalet: «Hemos incrementado la presencia policial en el barrio. Los agentes pasean a pie por sus calles y hablan con las vecinas y los vecinos», afirma Trenzano. Quince días después, el pasado viernes, la alcaldesa se reunió de nuevo con los residentes de la barriada para preguntarles cómo había evolucionado. «Me han transmitido que la sensación de inseguridad ante la alteración del orden público ya ha pasado. Entiendo que la lluvia y el frío también han influido, por lo que les he pedido que, si a la vuelta del buen tiempo se reanudan los incidentes, avisen y tomaremos decisiones ».

Respecto a la denuncia del PP sobre la existencia de puntos de venta de droga en el barrio de El Carrascalet, Trenzano matiza que ese problema también afecta a otras zonas «y la competencia la tiene en exclusiva la Policía Nacional, para quienes la Policía Local y el ayuntamiento estamos a su entera disposición», concluye.

Los vecinos están satisfechos con las medidas adoptadas

Los dirigentes de la Asociación de Vecinos del barrio de Carrascalet se muestran aliviados con la vuelta a la calma que ha propiciado la presencia policial en sus calles. El secretario de la asociación, Juan Vicente Sanchis, ha manifestado a Levante-EMV su satisfacción con las medidas implementadas por el ayuntamiento: «Se han calmado las gamberradas y los destrozos, está todo más tranquilo». Además, ha lamentado que la vía para que la normalidad volviera al barrio haya sido la presencia policial: «Nos sabe mal que para que las cosas vuelvan a ser normales en el barrio haya tenido que ser mediante la intervención policial, pero alguien tenía que poner orden».

Compartir el artículo

stats