Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

20.000 usuarios se quedan sin alta velocidad en Internet por baja cobertura

Turís es la localidad con mayor número de inmuebles huérfanos de esta tecnología: 2.733

Plaza del Ayuntamiento de Turís, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

Internet se ha convertido en una herramienta prácticamente indispensable en el día a día de toda personas. Ya sea por cuestiones laborales, de ocio, sanitarias o de cualquier otra índole, tener acceso a la red facilita una gran cantidad de tareas. No obstante, no todo el mundo puede conectarse en las mejores condiciones. De hecho, se calcula que alrededor de 20.000 inmuebles de la comarca todavía no tiene cobertura de alta velocidad.

Así se desprende de los últimos datos publicados por el Ministerio de Transformación Digital. El informe eleva a 20.362 los inmuebles (ya sea viviendas, comercios o segundas residencias) de la comarca carecen de banda ancha. Es decir, a lo sumo, tienen acceso a conexiones en las que la descarga de datos puede llegar a eternizarse.

La situación ha mejorado a lo largo de los últimos años, especialmente en aquellas localidades pequeñas que, afectadas por la despoblación, veían en la falta de herramientas digitales de última generación un inconveniente más a la hora de retener a sus vecinos. Sin embargo, todavía existe un número considerable de hogares o negocios que navegan a velocidades más reducidas que el resto de la población. Y no por decisión propia. Esta realidad se acentúa en aquellos municipios en los que proliferan las segundas residencias. Turís es la localidad con un mayor número de inmuebles que carece de cobertura de alta velocidad, con 2.733. Le siguen Montserrat, con 2.434, y Alzira, con 2.426. Por encima del millar se sitúan también Sueca (1.992), Montroi (1.710), Cullera (1.185) y Alginet (1.152). Es decir, el 67 % de los usuarios sin internet de banda ancha se concentra en siete localidades.

Por su parte, son veinticinco los municipios que superan el centenar de inmuebles ajenos a esta tecnología. El problema, por tanto, radica en el resto, ya que a menor número de usuarios sin acceso, a las empresas de telecomunicaciones les resultará menos rentable ofrecer esta cobertura. Especialmente si se trata de diseminados o segundas residencias.

Según los datos recogidos en el estudio ministerial, en Senyera únicamente hay un inmueble en estas condiciones. Por su parte, en Fortaleny o Gavarda son cuatro, mientras que en Sellent, Antella o Benimuslem se contabilizan cinco. Por debajo de la decena se encuentran también Alcàntera (7) y Sant Joanet (8).

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales cuenta con un mapa que actualiza periódicamente en el que establece dos tipos de zona que carecen de conexiones de nueva generación: blancas y grises. Las primeras están compuestas por aquellos inmuebles que no tienen alta velocidad a internet y tampoco está previsto que ningún operador vaya a solventarlo en los próximos tres años. Las segundas las componen aquellos usuarios que o bien cuentan con una única compañía que ofrezca el servicio o que lo tendrán en los próximos tres años ya que han puesto en marcha proyectos para ello. En este segundo caso se sitúan alrededor de 2.000 inmuebles.

Es decir, de los algo más de veinte mil usuarios que se encuentran en zonas de baja cobertura (grises), alrededor del 10 % verán solventadas sus carencias en los próximos años. Estos se concentran en la zona norte de la comarca. Montserrat y Montroi, dos localidades en las que existe un número considerable de segundas residencias, concentran gran parte de los núcleos de la comarca que se encuentran en esta situación. También Real, colindante a ambas y afectada por la misma realidad geográfica. El último de los pueblos que posee zonas grises es Turís, que cuenta con el mayor número de usuarios afectados por estas carencias tecnológicas.

Aunque el dato pueda suponer un alivio para alrededor de dos millares de personas, ni siquiera permite que tengan cobertura un tercio de los inmuebles que el estudio del ministerio contabiliza en estas localidades. Entre las cuatro suman más de siete mil en zonas blancas o grises.

Un 10 % tiene servicio mínimo o lo tendrá en 3 años

Algo más de 2.000 edificaciones se encuentran en la denominada zona gris

R.S. Alzira

Compartir el artículo

stats