Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Azorín irrita a la oposición al suspender un pleno y acharcarlo a los contagios

PSOE y PP lo atribuye a que los presupuestos «no están consensuados ni cerrados»

La alcaldesa, Oro Azorín. | LEVANTE-EMV

El distanciamiento existente entre el equipo de gobierno de Favara, integrado por representantes de Compromís, y la oposición, formada por concejales del PSPV y el PP, es irreparable. No se ponen de acuerdo ni siquiera a la hora de consensuar la celebración de un pleno municipal. La decisión de la alcaldesa, Oro Azorín, de suspender la sesión plenaria de diciembre por el elevado índice de contagios de coronavirus que registra el municipio, ha sido muy mal acogida entre los populares y socialistas, que no la ven justificada.

Azorín alega que la prudencia aconseja postergar la sesión plenaria debido a los altos índices de contagios por covid-19 que presenta la localidad «hasta que la situación sanitaria sea más favorable». El pleno de Favara debía desarrollarse hoy, día 7 de diciembre, en mitad del puente festivo. Sin embargo, tanto para el PSOE como para el PP, la decisión del gobierno de Compromís de posponer la reunión consistorial «se toma sin sentido y sin ser realistas».

El pasado viernes la tasa de incidencia covid en Favara se situaba por encima de los 1.670 casos por cada 100.000 habitantes al tenerse constancia de que seguían activos 42 contagios en la población. El origen del brote se atribuye a una familia del municipio que confundió los síntomas del coronavirus con un vulgar resfriado y desarrolló una vida normal pese a estar en realidad contagiada.

La oposición municipal admite que la incidencia es muy elevada en Favara,aunque destaca que tanto los empleados del ayuntamiento como los trabajadores en general «continúan desarrollando sus labores habituales con prudencia sanitaria». Y también destaca que los comercios continúan abiertos y mantienen su actividad «con la misma prudencia». Y recuerdan que, con tantos contagios, el gobierno local no tuvo reparo en inaugurar hace unos días un monolito dedicado a las víctimas locales del holocausto nazi. 

La oposición no entiende que el pleno municipal, que da voz a todos los vecinos, no se pueda realizar aunque se cumpla la distancia sanitaria, se usen mascarillas, etc, «cuando la vida en la población sigue con total normalidad». Para PSOE y PP es más simple: «Todo parece indicar que no hay ninguna intención de realizar la sesión plenaria porque los presupuestos para el 2022 no están consensuados ni cerrados».

Compartir el artículo

stats