Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Federació de Veïns pide la cesión del frustrado centro comercial Vilella

Alega que la entrega de la parcela al ayuntamiento facilitaría la protección de Alzira contra inundaciones

Una perspectiva de la estructura del centro comercial. | V. M. P.

La Federació d’Associacions de Veïns d’Alzira ha emplazado al ayuntamiento a solicitar a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) la cesión temporal de la parcela que ocupa el frustrado centro comercial de Vilella para allanar el camino a las medidas de protección contra inundaciones que, según ha revelado el portavoz de la entidad, Voro Pérez, recoge el informe elaborado por la empresa Typsa por encargo del Ministerio de Transición Ecológica.

La información facilitada por la federación vecinal a los partidos políticos para que elevaran enmiendas con el objetivo de incoporar a los Presupuestos Generales del Estado de 2022 partidas concretas para acometer, entre otras medidas, la ampliación del barranco de la Casella, también apuntaba la posibilidad de habilitar en la parcela del centro comercial -que linda con el barranco- un parque fluvial que permita acumular agua en caso de que el torrente no pueda desaguar ejerciendo como tanque de tormentas, una función que, según el propio Voro Pérez, los informes técnicos revelan que ya está realizando este terreno pese a la presencia de la estructura de hormigón. El portavoz de la federación vecinal asegura que la Sareb no está poniendo objeción a la cesión temporal de inmuebles a otras administraciones si hay una petición formal y considera que, dado que pasan los años y no ha encontrado ninguna solución a este inmueble inacabado, la cesión al ayuntamiento podría ser una alternativa. No obstante, según la información facilitada por la propia federación, el estudio con las propuestas de actuación en el barranco de la Casella para evitar inundaciones plantea como una medida complementaria a la ampliación del cauce -y solo en el caso de que fuera neceario para mejorar la capacidad de desagüe-, el derribo de la estructura del centro comercial para habilitar el parque fluvial.

Todos los expertos coinciden en señalar que la ampliación del barranco y, en particular, de la luz actual del Pont de Xàtiva (CV-41), es la actuación clave para facilitar el drenaje de todos los barrancos que amenazan a la ciudad por este lateral, lo que obliga a reordenar el actual enlace de la variante (CV-50) con la antigua carretera de Carcaixent (CV-41). La propuesta que plantea Typsa contempla sustituir el puente de la variante por una rotonda que eleve la cota de la entrada a Alzira por la plaza de Sant Judes al nivel de la motas de protección que discurren junto al barranco.

«Si es de la Sareb, lo hemos pagado los contribuyentes»

«La propuesta del informe de Typsa de crear un parque fluvial es la solución a la frustración que representa la estuctura inacabada del centro comercial y, en última instancia, si está en manos del Estado a través de la Sareb, lo hemos pagado todos los contribuyentes», argumenta el presidente de la federación de vecinos, Voro Pérez, mientras recuerda que, independientemente de las consideraciones que algunos técnicos le hayan querido dar, «continúa siendo la zona más inundable de Alzira».

Compartir el artículo

stats