Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Algemesí realojará a familias de El Raval en pisos vacíos de bancos

El velódromo se eliminará para ampliar el colegio

En primer plano, el velódromo que será derribado y, al fondo, fincas del barrio. | PERALES IBORRA

El proyecto de regeneración del barrio El Raval de Algemesí que impulsa el gobierno municipal contempla el realojo de familias para aprovechar las viviendas de nueva construcción vacías, mayoritariamente propiedad de entidades bancarias. El ayuntamiento, con el apoyo de la Generalitat Valenciana, prevé rehabilitarlas para trasladar allí los nucleos famniliares que se vean afectados por los derribos proyectados en las viviendas que quedan fuera del nuevo plan de ordenación de la zona. «El objetivo es desestigmatizar al Raval y hacer de él un barrio permeable, desplazando hasta allí las instalaciones de algún servicio esencial para la ciudadanía, para que la vecindad se vea ‘obligada’ a entrar», añade.

El plan de mejora ha contado con la participación del departamento municipal de Servicios Sociales y expertos de la Policía local. Y la intervención se ha consensuado con la intención de poner fin al desequilibrio existente entre el número de viviendas construidas en la barriada y el volumen real de residentes. La Regidoria de Urbanismoque gestiomna el concejal Edgar Bressó, ha decidido suspender las licencias para la construcción de más viviendas residenciales en la zona.

El objetivo es aprovechar el gran parque de viviendas deshabitadas de nueva construcción existentes, que en gran medida son ahora propiedad de entidades bancarias, para rehabilitarlas y trasladar allí a las familias cuyos hogares se vean afectados por el Plan de Reforma Interior (PRI) del Raval, que contempla la demolición de varias viviendas unifamiliares y un edificio en estado ruinoso. El coste de las tareas de derrumbe correrán a cargo de la Generalitat. Con esta medida, además, se evitaría la ocupación ilegal de las viviendas vacías.

«Hemos concluido que las fincas de pisos en este barrio son un tipo de construcción que carece de sentido. Son un foco de problemas, de convivencia, porque o bien se usan para fines distintos a los aconsejables o bien para ocuparlas ilegalmente», aclara Edgar Bresó a Levante-EMV. «Algunas casas quedarán fuera de la ordenación prevista por el PRI, por lo que habrá que demolerlas y reubicar a las familias en una vivienda nueva. Compensaremos una vivienda con otra», concreta el concejal. «Los servicios sociales del barrio ya están trabajando en la toma de datos de los propietarios de viviendas afectadas para comenzar a dar forma al plan de actuación», avanza.

La escuela es primordial

La ampliación del colegio público Salvador Andrés es otra de las actuaciones previstas. El centro escolar está situado junto al velódromo, el espacio ideal para programar la ampliación del centro docente: «Está prevista la demolición del velódromo para dotar a la escuela de más terreno, esa es una de las actuaciones que realizaremos con más premura. Además, el derribo está contemplado en el Pla Edificant de la Generalitat», sostiene Bressó.

En el momento de presentarse el PRI, la alcaldesa, Marta Trenzano, justificó la demolición del velódromo por tratarse de «una instalación enorme prácticamente sin uso, pero que genera un gasto enorme al ayuntamiento». Algunos sectores de la ciudad discuten la efectividad de esa medida.

El resto de actuaciones del PRI se realizarán a más largo plazo. Entre ellas, dotar de doble entido a la Avenida de Carlet, que también se prolongará hasta una zona industrial sin uso, donde a largo plazo se construirán plantas bajas y viviendas de hasta tres alturas. Asimismo, el parque de la avenida Carrascalet-Raval se reformará integralmente entre las regidorías de Urbanismo y Jardines.

Reapertura al tráfico para que sea más permeable

El Ayuntamiento de Algemesí también ejecutará la apertura de callejones sin salida «que añaden más sensación de inseguridad» y estudiará la forma de permitir que los vehículos puedan volver a entrar en El Raval. Durante la etapa de gobierno del PP, se cortó el paso de vehículos, «la aberración más grande que hizo durante su periodo de gestión, ya que así consiguió aislar más aún al barrio», sostiene Bresó. El plan se completará con la habilitación de más espacios dotacionales, zonas verdes y dotaciones deportiva. «Cambiaremos el aspecto del barrio con sentido común. Haremos un enorme esfuerzo económico por eliminar su estigma y hacer de él un barrio más amable», concluye.

Compartir el artículo

stats