Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La orquesta de la Societat Musical d’Alzira ensaya su primera ópera

Los músicos se han tomado el reto como una gran motivación

La orquesta durante un concurso en febrero de 2020. | LEVANTE-EMV

La Societat Musical d’Alzira ya da síntomas de haber superado su batalla interna. La orsuesta ofrecerá por primera vez una ópera el sábado en el Gran Teatre. «Serva Padrona», de temática cómica y de una hora de duración, contará con la presencia de cantantes líricois y contará con una escenografía específica. Un trabajo que los músicos realizan con esfuerzo para que todo salga bien.

Estrenada en Nápoles en 1733, «Serva Padrona» nació como una pequeña ópera «bufa», cómica, en dos actos, que se ofrecía al público durante la pausa de descanso de otra ópera grande.

El director de la orquesta de la Societat Musical d’Alzira,Josep Ribes, la eligió para «poner en marcha algo nuevo, diferente. Ya habíamos hecho algo con algún cantante, pero no una ópera con escenografía», comenta a Levante-EMV.

Ópera «asequible»

Respecto de la complejidad de escenificar una ópera, Ribes resalta el enorme esfuerzo que está suponiendo prepararla: «Está costando mucho, pero es cuestión de ir superando retos. Durante el puente hemos redoblado ensayos, comiendo juntos y todo. Es mucho trabajo porque gran parte de los músicos que van a intervenir son niños de 8 a 18 años, aparte de los adultos. Pero esta es una ópera ‘asequible’ y fácil para que podamos hacerla bien, no se trata de una superproducción, sino de algo más sencillo, una ópera ‘de andar por casa’», explica.

Ilusión por lo nuevo

Esther Hervás, coordinadora del proyecto, manifiesta la enorme implicación de los músicos en la nueva representación: «Estamos emocionados y eso se nota mucho en la participación en los ensayos. Antes había que insistir para que todos asistiesen a los ensayos y en esta ocasión no está haciendo falta porque la gente está muy motivada», afirma. «Estamos ensayando mucho y estamos contentos porque el nivel es bueno. Además, la elección del director ha sido buena, nunca hemos hecho un espectáculo de este tipo y eso representa un estímulo», añade.

El Gran Teatre acogerá el sábado (19:30 horas) a la orquesta de la Societat Musical de Alzira para repesentar la obra. La entrada será libre, con aforo limitado para respetar la normativa anti-covid. «Pensamos que una ópera es un buen reclamo para que venga la gente a pasar un buen rato con nosotros», indica Esther Hervás. Por su parte, el director Josep Ribes añade que van a acompañar la representación: «con subtítulos en valenciano», asimismo se muestra optimista con la asistencia: «Estoy seguro de que llenaremos el teatro», augura.

Compartir el artículo

stats