Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dirección de Més Compromís rechaza la planta fotovoltaica de Carcaixent

Califica el proyecto de El Realenc de «negocio espectulativo» enmascarado por las energías sostenibles

El Consell Nacional de Més Compromís ha aprobado por unanimidad una resolución contra la planta fotovoltaica de Cascaixent. La secretaria comparcal de la Ribera Alta, Mariai Talens, fue la encargada de defenderla ante los consejeros, que la aprobaron sin ningún voto en contra ni abstenciones.

El pasado sábado se celebró el Consejo Nacional de Més Compromís en Massamagrell. Uno de los puntos a tratar era la propuesta de resolución contra la macro planta fotovoltaica de «Camps Salats» en Carcaixent. Esta propuesta, presentada por el colectivo carcaixentí, ya se había aprobado en la asamblea comarcal celebrada en la misma semana y que ahora pasa el trámite al Consejo Nacional.

La propuesta destaca que el revuelo generado por las subvenciones europeas «Next Generation», está realizando un continuo «goteo» de plantas fotovoltaicas que pueden enmascarar un negocio de especulación. En el caso de la localidad de La Ribera, el terreno afectado por esta macro planta supone más de 120 hectáreas, cuando el casco urbano de Carcaixent ocupa 130. La resolución aprobada denúncia el impacto directo de esta macro planta pero también que la empresa no ha tenido en cuenta una serie de factores como el terreno en donde se ubicaría la planta, que se quemó en un incendio forestal en 2016 y al que la ley de Montes protege de recalificaciones durante treinta años tras el incendio.

Compartir el artículo

stats