Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La policía vigila la velocidad del tráfico en Alzira al aumentar las quejas vecinales

Los controles se realizarán la próxima semana con radares móviles, en diferentes zonas y horarios

La Policía Local de Alzira realizará del 27 al 30 de diciembre una campaña de control de la velocidad a raíz de las quejas vecinales que se han producido por las conductas incívicas que ponen en riesgo la seguridad tanto de peatones como de conductores, indicaron ayer fuentes policiales.

La campaña, impulsada por la concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alzira, utilizará radares móviles para detectar la velocidad de los vehículos en determinadas calles y avenidas, al objeto de concienciar a los conductores de no sobrepasar los límites de velocidad establecidos.

«A pesar de que los cambios normativos en cuanto a la velocidad son ampliamente respetados por los ciudadanos, se siguen produciendo quejas vecinales, por eso los controles se realizarán en diversas calles y avenidas en diferentes horarios», señalaron las mismas fuentes.

Multas y pérdida de puntos

La Policía Local pretende con esta iniciativa «alertar sobre el peligro que comporta conducir infringiendo las normas y trasladar a los vecinos que es crucial respetar en todo momento los límites de velocidad, así como la totalidad de normas de circulación». El incumplimiento de las mismas, subrayan, «está tipificado como grave o muy grave» y lleva aparejadas multas que oscilan entre los 100 y los 600 euros y la pérdida de seis puntos del carné de conducir, dependiendo del exceso de velocidad en que incurra el conductor.

Compartir el artículo

stats