Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sátira vuelve a Cullera por Navidad

La Murga ironiza sobre la tolerancia con el Medusa, los patos del parque o la fama del horno de la Beata Inés

Un momento de la actuación de la Murga el Burro, en el auditorio municipal de Cullera. | JOAN GIMENO

Cullera volvió a disfrutar de la ironía de las letras de la laureada Murga el Burro y, tras el obligado paréntesis del 2020, los miembros de este colectivo han podido ofrecer su 44 concierto de Nochebuena con todas las medidas sanitarias. Un concierto que debido al incremento de los casos de Covid en la Comunitat Valenciana y en la propia localidad sufrió algunas modificaciones de última hora como el traslado al auditorio municipal y la anulación de las actuaciones de las dos sociedades musicales. Un concierto marcado principalmente por la sátira de los integrantes de esta agrupación que se reúnen cada Nochebuena para alegrar las Navidades en Cullera.

Con las autoridades como centro de sus críticas -la implantación de la cita previa en el ayuntamiento, las obras del paseo peatonal, la falta de reparación de vías públicas pese al superávit o la dimisión de la concejal de Servicios Sociales fueron algunos de los temas abordados este año- y versionando temas conocidos para que el público pueda acompañarles, las letras de la murga se convierten en un atractivo en la Nochebuena que tiene su continuidad en la mesa durante la cena o en la comida de Navidad.

Como es preceptivo, el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, fue el encargado de dar a conocer el premio que de forma irónica han ganado esta edición los maestros de «El burro» en un ficticio certamen celebrado en Bruselas.

Los profesores de la murga rescataron uno de los temas previstos para la actuación de 2020 debido a su interés general un año después. Con la música del «Resistiré» del Dúo Dinámico, que adaptaron en una canción titulada «I guanyarem» a la pandemia. La actuación seguía con la base musical del tema «Me lo dijo Adela» cambiando el nombre de mujer por el del alcalde. Los miembros de la murga ironizaron sobre la situación de incertidumbre que vive el Medusa festival y la tolerancia municipal.

Para finalizar la actuación, los profesores de la Murga el Burro deleitaron al públicocon su versión particular del villancico «Ande, ande, ande», que rebautizaron como «Corre corre que te pillo» con una letra adaptada a la actualidad local, con referencias a los patos del parque Daniel Clar o incluso a la fama que ha alcanzado el horno de la Beata Inés.

Compartir el artículo

stats