Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laserfood impulsará talleres de ropa y calzado para el cuero elaborado con caqui

Proyecta iniciar la producción en mayo

Jaime Sanfélix, ayer con una caja de caquis en una mano y el cuero en la otra. | LEVANTE-EMV

La empresa Laserfood, que cuenta con instalaciones en Alzira, comenzará en mayo a producir el primer textil vegano sustitutivo del cuero animal procedente del caqui . El nuevo producto, que se comercializará bajo la marca PersiSKIN, aprovechará así el excedente del caqui, cuya principal zona de cultivo se encuentra en la comarca de La Ribera, para fabrircar ese tejido 100 % natural. La empresa, que ya ha gastado 500.000€ en la patente del producto y en su desarrollo, espera invertir hasta 2 millones de euros en la fase de producción.

La compañía proyecta abrir una primera fábrica donde se elaborará el tejido definitivo y comenzará a comercializarlo, según anunció ayer el director general de Laserfood, Jaime Sanfélix. Al mismo tiempo, también busca crear «en la zona productora del caqui» una industria auxiliar que utilizará como materia prima el nuevo textil, compuesta por talleres de marroquinería, confección de ropa, calzado, etc. Con ello espera generar «cientos de nuevos puestos de trabajo».

Aprovechar los excedentes

La Comunitat Valenciana concentra el 85 % de la producción de caquis de España y cosecha más de 300 millones de kilos de esta fruta. En los últimos cinco años la cosecha del caqui ha tenido una evolución exponencial haciendo que la producción aumente a unos niveles desorbitados. Esto ha producido que en la actualidad más del 50% de la producción anual se conviertan en excedentes que no llegan a comercializarse.

El objetivo de los promotores de PersiSKIN es dar salida a este excedente. «El nuevo tejido es respetuoso con el medio ambiente, sostenible y forma parte de la economía circular de la región de origen del material de partida», destaca Sanfélix. Lo que se persigue, según precisa, es establecer «un nuevo sector industrial que permita el aprovechamiento total de los residuos y excedentes generados en la producción del caqui para darles una salida y una nueva vida a esa materia prima. De esta manera estamos tratando de dar solución a la situación actual que viven los agricultores valencianos, dotando de valor a una producción que actualmente no se comercializa».

El presidente de la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora del Oreto de L’Alcúdia y de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer, Cirilo Arnandis, ve el proyecto con muy buenos ojos: «Puede ofrecer una interesante salida a parte de la producción de nuestras empresas que, por cuestiones propias del mercado, no se comercializan en fresco o, en su defecto, no llegan al circuito de transformación industrial para obtener zumos y otros derivados».

«Ingresos adicionales»

Arnandis también cree que el aprovechamiento a través de esta vía de la fruta menos apta desde la perspectiva comercial y de los residuos del caqui «puede suponer una fuente de ingresos adicional, complementando las rentas principales procedentes de la comercialización en fresco, ayudando a la sostenibilidad de nuestro sector y a la mejora de las rentas de los productores»

El cuero de caqui ha sido creado con la participación de AITEX, centro de referencia nacional de investigación e innovación para las empresas textiles. La financiación del proyecto, además, ha recurrido a los fondos públicos CDTI y, en su mayoría, a fondos propios. «La financiación continúa siendo necesaria para las próximas fases de producción y dimensionamiento de la compañía que tendrá lugar a lo largo de este nuevo año», reconoció ayer el director general de la compañía.

Compartir el artículo

stats