Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres fallecidos más por Covid en una sexta ola que ya se ralentiza

Los datos de Sanitat muestran el primer retroceso de la incidencia registrado desde octubre

Entrada de Urgencias del hospital. | PERALES IBORRA

Aunque la sexta ola de contagios de Covid destaca más por su propagación que por su letalidad, se ha cobrado nuevas víctimas mortales en la comarca. En concreto, se han registrado tres fallecidos más. No obstante, los últimos datos, ofrecidos ayer por la conselleria de Sanitat, muestran una ralentización en la expansión de la pandemia.

De hecho, el portal estadístico daba a la comarca el primer descenso de incidencia desde octubre, momento en el que empezó a crecer progresivamente hasta provocar una nueva oleada a partir de diciembre. Con todo, se trata de una caída minúscula, ya que los datos de ayer reflejaban solo sesenta casos activos menos en la Ribera que el martes. Esta circunstancia podría indicar que la curva de contagios se acerca ya a la meseta previa al descenso, en la que se producen pequeñas crestas (subidas y bajadas de incidencia ligeras). Un estancamiento que se ve favorecido por la vuelta a la «normalidad» laboral y escolar tras una época de numerosas relaciones sociales que ayudan a propagar el virus.

Es más, los datos dibujan un descenso de la tasa de contagios en hasta dieciocho municipios. En aquellos donde crece, ya no es de forma tan explosiva como en las últimas semanas, lo que propicia el ligero descenso en el cómputo comarcal.

Menos del 1 % de muertes

No obstante, la incidencia acumulada en la Ribera todavía se mantiene por encima de la barrera de los dos mil casos por cada cien mil habitantes. El último recuento añadía, asimismo, 2.461 nuevos contagios en tres días y tres fallecidos: uno en Alzira, otro en Cullera y un último en Castelló. La capital de la Ribera Alta es la que más casos suma en el recueto al añadir 294. Por encima de los doscientos positivos en tres días se encuentran también Algemesí y la mencionada Cullera. Por su parte, Sant Joanet vuelve a ser el único municipio de la comarca que no registra ningún caso nuevo en los últimos días.

De ese modo, desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 45.757 contagios y ya son 438 personas las que han perdido la vida en la Ribera tras contraer la Covid. Es decir, menos del 1 % de los positivos ha acabado en defunción. Un dato que ha caído progresivamente en los últimos meses a medida que avanzaba el proceso de inmunización de la población al reducir la vacuna el impacto más grave en la salud.

Càrcer vuelve a despuntar con una tasa de 5.200

La mayoría de localidades de la Ribera se sitúa por encima de los mil casos por cada cien mil habitantes, no obstante, Càrcer vuelve a ser, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones desde la irrupción de la pandemia, la que registra una mayor incidencia. El último recuento de la conselleria de Sanitat le designaba 95 contagios en catorce días, lo que en base a su censo equivale a 5.199,78 casos por cada cien mil habitantes. Ningún otro pueblo supera, siquiera, labarrera de los cuatro mil.

Compartir el artículo

stats