Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís fuerza a la exalcaldesa de Carlet a dimitir tras dejarla sin sueldo

La edil admite que su decisión «no es voluntaria» y la ejecutiva local aboga por empezar a forjar un nuevo liderazgo

Maria Josep Ortega, en una imagen de archivo. | V. M. P.

La publicación del edicto por el que la alcaldesa de Carlet, Lola Navarro (PSOE), retira las competencias y la dedicación exclusiva asignadas a Maria Josep Ortega después de que a mediados de octubre ésta le cediera el bastón de mando en función del acuerdo de gobierno que mantiene como Compromís destapó ayer una fractura en la formación valencianista que como primera consecuencia ha provocado la renuncia al escaño de Ortega, alcaldesa de Carlet durante los últimos seis años y medio. En la legislatura anterior también ejerció como diputada autonómica y se convirtió en uno de los referentes de la coalición en la Ribera.

La retirada de las delegaciones a Ortega responde al mandato de la dirección local de Compromís que considera que, cerrado un ciclo, debe empezar a trabajar en un nuevo liderazgo para afrontar con garantías las municipales de 2023. Ortega evitó ayer entrar en conflicto con la ejecutiva local, aunque dejó claro que su renuncia como concejal «no ha sido voluntaria» o que, en democracia, «aunque no compartas las decisiones de tu colectivo tienes que aceptarlas, pero nada te obliga a acompañarlas», según expone en una carta de despedida. El decreto que deja a la edil sin delegaciones ni sueldo está fechado el 7 de enero, aunque su publicación ayer precipitó los acontecimientos.

El coordinador local de Compromís, Sergi Doménech, defendió que la medida es consecuencia de un acuerdo «unánime» adoptado por la asamblea antes de que se produjera el relevo en la alcaldía de Carlet para empezar a trabajar en un relevo con vistas a los próximos comicios y, según señaló, «estratégicamente convenía forzar que la salida de Maria Josep Ortega».

«Ella llevaba ya 18 años en el ayuntamiento y, atendiendo a la realidad de nuestro pueblo donde, tras muchos años de gobiernos de la derecha, los únicos capaces de organizar una candidatura que generara ilusión para ganar fuimos nosotros, consideramos que una buena estrategia era empezar a trabajar para volver a liderar ese gobierno de izquierdas en 2023», señaló Doménech, en alusión a los resultados de las elecciones de 2015 en las que Compromís, con Ortega como candidata, ganó las elecciones, aunque tuvo que apoyarse en el PSOE para constituir un gobierno estable. La coalición se reeditó tras las comicios de mayo de 2019, aunque la correlación de fuerzas había cambiado al perder Compromís tres concejales y el PSOE exigió compartir la alcaldía para alcanzar un acuerdo.

«No hemos descubierto la pólvora con esta estrategia», comentó Doménech, mientras expresaba la voluntad de abrir el partido a las personas que quieran compartir el proyecto político. Jaume Espí ocupará previsiblemente el escaño, al ser el siguiente en la lista. El coordinador local señaló que el reto es trabajar para elegir a un nuevo líder ya que, según dijo, no se puede dejar esta decisión para los últimos meses.

Maria Josep Ortega aprovecha la misiva publicada ayer para expresar que mantiene «intacto» su apoyo al proyecto de Compromís «liderado por Mónica Oltra, con el que colaboré para obtener en 2019 el mejor resultado electoral de la historia». «No entré ni estoy en política para aferrarme a nada, sino para creer que solo desde la acción y desde Compromís otra sociedad es posible», señala antes de desear «toda la suerte del mundo» a quien lidere a partir de ahora el partido en Carlet. «Tinguem bon vent, però no barca nova», concluye.

Compartir el artículo

stats