Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antella busca coronar el aniversario de la «maerà» como patrimonio universal

La asociación que recuperó hace diez años el transporte fluvial de troncos por el Xúquer confía en obtener en diciembre el reconocimiento de la Unesco a través de una candidatura internacional

Un descenso de madera por el Xúquer en una de las demostraciones realizadas por la asociación de «maeros» de Antella. | FERMÍN GARCÍA

La conmemoración del décimo aniversario de la recuperación en el Xúquer de una práctica milenaria como es el transporte de troncos aprovechando la corriente del río, la «maerà», puede tener un broche de oro el próximo mes de diciembre. La convención de la Unesco tiene que pronunciarse sobre la candidatura que aspira a la declaración del transporte fluvial de madera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. España forma parte de una candidatura que lidera Polonia junto a Austria, Alemania, Chequia y Letonia, de la que la Associació Cultural Maeros del Xúquer es parte activa. El pasado fin de semana, sin ir más lejos, recibió en Antella al presidente de la International Association of Timber-Raftsmen, Frank Thiel, en una reunión de trabajo para potenciar esta candidatura europea.

Se da la circunstancia de que este año se cumple una década desde que esta entidad cultural recuperara la «maerà» del Xúquer y, con motivo de esta efeméride, la asociación tiene previsto organizar una setmana cultural en el colegio público la Xarquia con talleres y actividades para los niños, siguiendo la filosofía de que esta tradición de transporte fluvial de madera, que adquiere diferentes denominaciones según la zona, se transmita a las próximas generaciones.

El presidente de la asociación Maeros del Xúquer, Leo Part, explicó ayer tras la reunión con Frank Thiel que «todo va muy bien encarrilado» a la espera del «último acelerón», con la perspectiva de que la primera semana de diciembre se pueda conseguir la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Part recordó que en la campaña de apoyos institucionales impulsada por los «maeros» se ha sumado la adhesión de una treintena de entidades con gran arraigo, desde la Acequia Real del Júcar a Escola Valenciana. La de Antella es la única asociación valenciana de «raiders», gancheros o «raftters» implicada en esta candidatura que aglutina a cinco comunidades autónomas: Navarra, Aragón, Catalunya y Castilla-La Mancha, además de la Comunitat Valenciana.

Part detalló que en junio está prevista un encuentro en Sarajevo de los colectivos que integran la asociación internacional, que se ha planteado el reto de integrar a países como Canadá, EE UU o Italia, donde también existe esta práctica aunque no forman parte de la candidatura. Un libro recogerá la historiade la conducción fluvial en los países que optan a la declaración de la Unesco, que estudian crear un centro de documentación que previsiblemente se ubicará en Praga.

Compartir el artículo

stats