Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira se aúpa a la cuarta posición tras su clara victoria ante El Ejido

Sesé y Chema Moreno anotan los tantos azulgranas en la segunda parte tras un primer tiempo en el que los almerienses desplegaron su mejor juego

Chema Moreno celebra el tanto que abrió el marcador ante el Poli El Ejido. | JOSÉ GÓMEZ

La UD Alzira ha iniciado la segunda vuelta de la competición con una nueva victoria que le aúpa al cuarto puesto de la clasificación a tres puntos del rival al que se enfrentará el domingo a las 17:00 horas, el CF La Nucia. Será además una jornada emocionantísima porque se enfrentan los ocho primeros clasificados entre ellos y a la antigua usanza, todos en jornada dominical a la misma hora, por lo que se restarán puntos entre ellos.

El partido empezó con mayor dominio del Poli El Ejido que intentó aprovecharse del césped cada vez más resbaladizo por la intensa lluvia. Primero fue con un disparo desde la banda de Gabi y otro desde 25 metros de Lucho que Paweł detuvo en dos tiempos. Los celestes incluso complicaban la salida del balón jugado con presión en el área ribereña. «Queríamos neutralizar sus cinco defensas con tres jugadores arriba (Francis, Chema y Sesé) y ganarles el centro del campo en un tres contra dos (Lado, Carlos Pérez y Marenyà contra Lucho y Castro) pero no daba resultado», explicó Dani Ponz tras el encuentro.

El Alzira se sacudió el dominio visitante y empezó a pisar campo almeriense. Pasado el ecuador del primer acto, la UD montó una contra que culminó Sesé con un disparo escorado que Godino despejó a córner. Los tiros lejanos también fueron el recurso de los alziristas y Lado intentó sorprender en otro intento que acabó en córner. Aunque el Poli volvió a tomar el mando, la siguiente y única ocasión restante del primer acto fue alzireña, con otro chut desde 25 metros de Marenyà que Godino tampoco atajó, pero le fue suficiente para evitar que el marcador se moviese. «Pudimos desactivar su juego por la espalda y tapar el pase interior, especialmente con la ayuda de Francis al centro», detalló Ponz.

«Trabajo invisible»

La segunda parte empezó con los mismos onces iniciales, el Alzira no quería más sorpresas y a los treinta segundos Chema quiso sorprender al meta gaditano, que rechazó a córner en una magnífica demostración de reflejos. El autor de los últimos cuatro goles del Ejido en 2021, Sergio Pérez, también puso a prueba al portero alzirista con otro tiro desde la línea del área grande que Paweł atrapó en dos tiempos. El segundo fichaje de invierno, el exextremo del Atlético Levante, Francis, hizo un gran regate y buscó ajustar su tiro a la cepa del poste, a lo que el guardameta rival respondió con una gran estirada. «El equipo mejoró gracias al trabajo invisible. Tras el entrene del sábado, vimos muchos problemas que analizó Marc García, hizo clips de vídeo y los comentó con los jugadores, que se mostraron muy participativos para rectificar», agregó el entrenador alzirista.

Superado el cuarto de hora, se desató el Alzira con un pase largo perfecto a Soler a Sesé, que se internó por la derecha y metió un buen pase hacia atrás, donde se encontraba Carlos Pérez. El jugador cedido por el Villarreal volvió a encontrarse con Godino pero el rechace fue aprovechado por Chema Moreno para lograr su quinto gol de la temporada. Sin tiempo para reaccionar, el propio Carlos Pérez dio una gran asistencia a la espalda de la defensa que recogió Sesé, regateó a Godino y marcó a placer. Zarzo y el nuevo delantero alzirista, Coscia, salieron por Sesé y Carlos Pérez y también tomaron protagonismo.

Regreso de Martín Lapeña

El argentino mostró calidad también como asistente al poner un pase a Chema Moreno que volvió a rechazar el meta, que también sacó un minicórner a Zarzo. El propio Zarzo se fue de sus marcadores pero cruzó ligeramente un disparo desde la media luna. Poco después, metió un buen centro que Coscia remató demasiado centrado a manos de Godino. Roan saldría a continuación por Lado y, finalmente, Martín Lapeña reapareció en el momento en el que sustituyó Chema. Soler pasó al centro del campo pero después volvió atrás con defensa de tres y los andaluces siguieron sin causar problemas.

«Es de las victorias que más satisfacción me han dado. Pese a la lluvia y que el campo estaba alto y le costaba rodar el balón, no quisimos conformarnos con un empate que nos mantuviese a ocho puntos del descenso. Fuimos a por la victoria como marca nuestro ADN aunque nuestro presupuesto no lo permitiese en la teoría», concluyó Ponz.

Compartir el artículo

stats