Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contagios que acumula Càrcer equivalen al 41,5 % de la población

El alcalde admite no tener respuestas: "No sabemos qué puede pasar, no tenemos explicación"

Personal sanitario encargado de hacer pruebas PCR en Càrcer, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

Aunque casi dos años de pandemia parecen muchos, el coronavirus todavía plantea innumerables cuestiones que solo el tiempo y la investigación permitirán resolver. Uno de los casos más curiosos que deja el coronavirus es el de Càrcer, localidad en la que el número de contagios que se han producido ya representa más del 40 % de su población. Un dato que incluso duplica la media comarcal.

Evidentemente, es una cifra que puede resultar engañosa. Es probable, como en cualquier otro municipio, que más de una persona haya contraído la enfermedad en más de una ocasión. Por lo tanto, no podría decirse a ciencia cierta que prácticamente la mitad de la población de Càrcer se ha contagiado ya. Aunque será una cifra bastante aproximada.

Según el último dato conocido, el ofrecido por la Conselleria de Sanitat el martes, el número de positivos notificados en Càrcer asciende a 756 desde que irrumpió la pandemia. Si se tiene en cuenta que el Instituto Nacional de Estadística le otorgaba en su último censo 1.822 vecinos, el volumen de afectados por la enfermedad representa el 41,5 %.

Preocupación

La aparición de la variante ómicron del coronavirus ha disparado el número de contagios, aunque ningún otro municipio de la comarca ha crecido nunca en una proporción tan elevada. De hecho, el segundo con mayor índice de positivos totales sobre el volumen de la población es Castelló, con un 25,5 %. Casi veinte puntos porcentuales menos. Según los mismos datos, la media de la Ribera se situaría en un 18,6 %. Un dato muy alejado del de Càrcer.

«Es algo para lo que, a día de hoy, no tenemos ninguna explicación», reconoció ayer el alcalde, Josep Botella, a Levante-EMV. «Esta situación nos genera una gran preocupación, cada vez que hay un repunte importante, hablamos con los médicos para ver si podemos hacer algo. No obstante, como ayuntamiento no nos queda mucho por hacer. Siempre hemos seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias», añadió el munícipe.

Para algunos alcaldes y expertos sanitarios, la explicación más sencilla ante la avalancha de contagios que se han producido en estas últimas semanas (y también a otros picos durante la pandemia) no es otra que la relajación de la población. A fin de cuentas, cualquier persona conoce de sobra cómo evitar la infección. Pero también es cierto que, con la rápida propagación que ha demostrado la nueva variante del virus, resulta cada vez más complicado evitarlo.

Once meses sin fallecidos

De hecho, lejos de cuestionar el comportamiento de sus vecinos, Botella atribuyó estas cifras a una mayor responsabilidad: «No tenemos datos que lo demuestren, pero una explicación que podría ser razonables es que, al tener a su disposición el centro de salud, cuando una persona haya tenido síntomas que podrían confundirse con un resfriado haya acudido a hacerse una PCR. De ese modo, se revela un positivo que, quizás, en otro pueblo no haya salido porque la persona que sufría los síntomas no le dio importancia», teorizó el alcalde.

Uno de los aspectos que, sin embargo, más dudas le generan es el hecho de que ocurra únicamente en Càrcer. «No parece muy normal. Nosotros nos manejamos en cifras como estas, pero no ocurre los mismo en Alcàntera, que está pegada a nosotros, ni en pueblos como Beneixida, Gavarda o Antella, cuando muchos de nuestros vecinos socializan juntos», comentó al respecto Botella.

Con todo, el alcalde de Càrcer se mostró ligeramente aliviado por el impacto más leve de esta última ola. «Afortunadamente, gozamos de un nivel de vacunación muy alto y la mayor parte de las personas que pasan la enfermedad lo hacen con síntomas de poco alcance ya que la enfermedad es menos grave», argumentó. De hecho, la localidad acumula once meses sin que se produzca una sola defunción por Covid.

Alzira habilita el trinquet como nuevo punto de vacunación masiva

El trinquet municipal de Alzira se convertirá, a partir de la semana que viene, en el nuevo punto de vacunación masiva de la ciudad tras el ofrecimiento del ayuntamiento al Departament de Salud de la Ribera. De ese modo, se contará con un espacio cuya ubicación apenas varía con respecto al anterior, ya que la infraestructura deportiva se encuentra junto al Casal Fester. El consistorio destacó al respecto que las personas que acudan dispondrán de servicio de aparcamiento así como del autobús urbano. De ese modo, se pretende descongestionar los centros de salud, que todavía sufren las consecuencias de la saturación de la Atención Primaria, y, al mismo tiempo, agilizar el proceso de inoculación de las dosis de refuerzo. La concejala de Sanidad, Gemma Alós, y el edil de Deportes, Fernando Pascual, visitaron ayer la instalación para demostrar su idoneidad a las autoridades médicas.

Covid en la Comunitat Valenciana: última hora

Compartir el artículo

stats