Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un zanja abierta durante tres meses ante la sede de los Juniors en Carlet

El gobierno responde a la queja que la plancha que cubría la cata fue robada y anuncia la reparación

La cata abierta a la puerta del local de los Juniors. | FACEBOOK

La queja de un monitor de los Juniors de Carlet por el riesgo que representa la presencia desde hace más de dos meses de una zanja a la puerta del inmueble municipal que utilizan como sede -se trata de una cata abierta durante unas obras para mejorar el desagüe que quedaron inacabadas- provocó ayer las críticas del PP, que considera que es «una muestra más del desgobierno que sufre la ciudad» con la coalición Compromís-PSOE, mientras que la alcaldesa, Lola Navarro, y el concejal de Mantenimiento de Edificios, Jonatan Martínez, se personaron en las antiguas casas de los maestros y anunciaron la inminente licitación de los trabajos pendientes.

«Se tapó con unas planchas que robaron y se volverá a tapar. Igual que lo han publicado en las redes sociales lo podían haber comunicado y hubiéramos actuado. Se van a licitar las obras inmediatamente para arreglarlo. Hemos hablado con los Juniors para que vacíen la casa y podamos aprovechar las obras para realizar la redistribución de espacios que necesitan », comentó Navarro, mientras recordaba que el año pasado ya se actuó en la instalación eléctrica y justificó el retraso en que «hay muchas cosas que atender».

Un miembro de los Juniors había denunciado, a título particular, el peligro que presenta esta zanja en la que asegura haber caído y la falta de coordinación en las obras impulsadas por el ayuntamiento para mejorar estos inmuebles cedidos a diferentes asociaciones, que ha provocado que, en el caso de los Juniors, los pintores taparan «por error» un mural pintado los niños durante años.

No obstante, la queja se detiene especialmente en la «última visita» en la que, según relata, se abrió esa cata para tratar de localizar el desagüe de la vivienda con la promesa de que «el lunes» regresarían, aunque el agujero no solo continúa igual sino que incluso «está en proceso de expansión» ya que, advierten, «se está hundiendo el piso».

La portavoz del PP de Carlet, Laura Sáez, exigió ayer al gobierno municipal celeridad en la reparación para evitar «males mayores» y recordó que el PP está reclamando desde julio de 2020 al concejal del área «las inversiones necesarias para acondicionar el local que utilizan los jóvenes y niños de Carlet».

La anterior intervención en la que se realizó la cata se remonta al mes de noviembre en un intento de corregir los problemas de desagüe que arrastraba la caseta de los Juniors. El trabajo que quedó inacabado se pretende retomar y aprovecharlo para incorporar mejoras. Las obras se licitarán con celeridad y está previsto que se puedan empezar a ejecutar en un mes, explicaron fuentes municipales.

Compartir el artículo

stats