Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las dos familias del PSPV en la Ribera Alta sellan la paz tras el pacto de Bielsa

Carles Arques destaca que el acuerdo que evita las primarias confirma «el trabajo de consenso» que ha caracterizado a la ejecutiva comarcal

Carles Arques, en un acto de campaña celebrado en Carlet la semana pasada. | LEVANTE-EMV

La mediación del secretario provincial Carlos Fernández Bielsa propició el viernes un acuerdo entre los dos candidatos a liderar el PSPV de la Ribera Alta y, con él, evitó cualquier desgaste que pudiera ocasionar el proceso de primarias abierto, que obligaba a los militantes a acudir el domingo a las urnas. «El acuerdo fue bastante fácil y rápido. La voluntad ha sido la misma que hemos tenido estos cuatro años de mantener la unidad de acción y una cohesión del partido como nunca se había visto en esta comarca», señaló ayer Carles Arques, el futuro secretario general en base al acuerdo, mientras que el aspirante del sector «ximista», el alcalde de Alcàntera, Julio García, asumirá la presidencia en la nueva ejecutiva. «Cuando hay consenso salimos beneficiados los dos y sale beneficiada la comarca», resumió ayer García.

El acuerdo se fraguó en la Pobla Llarga, el municipio de la nueva presidenta provincial del PSPV, Neus Garrigues, que ejercía hasta ahora como secretaria comarcal, y contempla la composición del nuevo comité comarcal con diez representantes del sector afín a Arques y cinco del que encabeza Julio García, mientras que el primero contará con cuatro delegados en el comité provincial por dos del segundo. El nuevo secretario comarcal será el representante en el comité nacional.

«El acuerdo es positivo porque confirma el trabajo de consenso que hemos venido realizando. Desde el minuto uno estaba convencido de los apoyos y del trabajo llevado a cabo y volvemos a dar un buen ejemplo de lo que es el PSOE, que está centrado en la gestión de la recuperación económica, el empleo y en las personas», indicó Arques, que anunció una ejecutiva «participativa y representativa de todos los municipios de la Ribera Alta».

El calendario congresual del PSPV contempla que, en ausencia de primarias, el domingo se celebren las asambleas de elección de delegados para el congreso que, el próximo 26 de marzo, formalizará la designación de Carles Arques como nuevo secretario del partido en la Ribera Alta.

Los retos a corto plazo: Consolidar la «remontada» y las grandes ciudades

El futuro secretario del PSPV en la Ribera Alta, Carles Arques, señaló como uno de los principales objetivos de la nueva ejecutiva «consolidar la remontada que empezamos en 2015» y, con este fin, expresó la voluntad de revalidar las alcaldías que ya ostenta el PSOE y «poner la mirada en las grandes ciudades, donde vamos a darlo todo para mejorar electoralmente porque se necesita del PSOE y es donde realmente está la amenaza de la extrema derecha». «Tenemos la mirada puesta en el proyecto pueblo a pueblo para dinamizar y ganar en los municipios, que serán los que lleven a Ximo Puig a gobernar en la Generalitat», incidió el hasta ahora secretario de organización de la agrupación comarcal, que anunció que el PSPV trabajará con los agentes sociales y económicos para elabrar sus programas y abrirá el partido para combatir la desafección de los ciudadanos hacia la política.

Compartir el artículo

stats