Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Levante-EMV retrata la historia comarcal en la exposición de Alzira

Los vecinos de la Ribera ponen voz a las imágenes con puntos de vista diferentes

70

Inauguración de la exposición "150 años de Levante-EMV" en Alzira A.Perales/F.Bustamante

Cada día, se suceden infinidad de historias en los pueblos, plazas y calles de La Ribera. Algunas de ellas quedan restringidas al boca a boca, a los correveidiles que aglutinan a los vecinos frente a los portales o en las colas de la carnicería. Pero otras tienen la importancia de protagonizar grandes titulares en los medios de comunicación e, incluso, de transcender en el tiempo. Alegrías, tragedias y acontecimientos que son historia viva de los 47 municipios que forman La Ribera.

56 de estas historias se recopilan en la exposición que Levante-EMV inauguró el pasado viernes, en la plaza Major de Alzira, con motivo de su 150 aniversario y que se podrá visitar hasta el domingo 27 de febrero. Una colección de instantáneas que, en estos cuatro días, se han convertido en un imán para los curiosos que la han visitado, ya sea de manera intencionada o por pura casualidad al encontrarse los paneles en medio de la plaza.

Muchas de esas personas se han detenido a comentar las fotografías y han aprovechado para contar su propia historia. Una de ellas es Mercedes Gómez, que se emocionaba ante la foto del entierro de Luis Suñer en 1990, al ver a su amigo Pepe Palacios, uno de los portadores del féretro del empresario alcireño. «La exposición me trae muchos recuerdos a la memoria. He vivido la mayoría de estos sucesos y algunos los compartí con personas que ya no están entre nosotros», confesaba.

Unos metros más allá, Felip Hernándis recordaba «el mazazo para la economía local» que supuso la crisis de la cooperativa de Polinyà del Xúquer. «La memoria también sirve para aprender de los procesos vividos y evitar que se repitan. Visitar esta exposición viene muy bien para no olvidar errores del pasado», proclamó.

Para los vecinos del nuevo milenio, la exposición está sirviendo para redescubrir el pasado de la comarca. «Las fotos más actuales las conozco, pero las más antiguas, no», explica Paula, de tan solo 20 años. Por su parte, Clara , que visita la muestra con su madre, valora muy positivamente la iniciativa: «Permite que los jóvenes veamos instantáneas de hechos que desconocemos o que solo sabíamos de ellos por las historias que nos habían contado».

Hay historia individuales, pero la mayoría de ellas son colectivas. Es el caso de los representantes del Partido Popular de La Ribera. El día de la inauguración, una veintena de ellos se fotografiaron frente a una imagen icónica para ellos: la inauguración de la planta potabilizadora de La Garrofera. Se trata de uno de los grandes logros del partido en la gestión municipal. «Es un momento de celebración muy importante para nosotros», aseguró el actual portavoz del PP de Alzira, José Andrés Hernández. «Gracias a la labor de Levante-EMV, han quedado grabadas muchas de nuestras vivencias y testimonios, así que celebrar los 150 de un medio de comunicación como este siempre es motivo de alegría».

Historias repletas de protagonistas, contadas por periodistas y reporteros gráficos, que han dedicado parte de su vida a la información comarcal; protagonistas en la sombra a los que la exposición también ha reunido. La inauguración congregó a la subdirectora Isabel Olmos; al delegado del periódico en La Ribera, Bernat Clari; y algunos de los redactores encargados de poner voz a estos sucesos desde la ya mítica redacción comarcal situada en la plaza Major de Alzira.

En 150 años, son incontables las historias que Levante-EMV ha acercado a los vecinos y vecinas de las comarcas de La Ribera. Algunas de ellas estremecen al recordarlas como la tragedia de la Pantanada de Tous, el asesinato de las niñas de Alcàsser o la detención del etarra Aitzol Maurtua en el año 2002. Otras se convirtieron en acontecimientos trascendentales como la inauguración de la factoría Ford o el cierre de las cajas de ahorro locales. Pero también hay recuerdos que insuflan emoción como la declaración de la fiesta de Algemesí como Patrimonio de la Humanidad.

A lo largo de los próximos días, esta cabecera recuperará algunas de estas historias, desde un punto de vista diferente. Con la perspectiva del paso del tiempo y a través de la voz de vecinos y vecinas de La Ribera, que vivieron en primera persona —como protagonistas implicados o como simples testimonios— acontecimientos que, sin duda, han marcado la historia de La Ribera durante los últimos 150 años.

Compartir el artículo

stats