Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Montserrat regulará la obligación de asistir a las mascotas en accidentes

El ayuntamiento recabará en una consulta ideas para completar la norma

Un caballo muerto en Alzira tras ser arrollado cuando vagaba sin control, en una foto de archivo. | V. M. PASTOR

El Ayuntamiento de Montserrat aprovechará una modificación de la ordenanza municipal que regula la tenencia de animales de compañía, en la que han empezado a trabajar los servicios jurídicos, para incorporar la obligación de atender a las mascotas que puedan verse implicadas en un siniestro, ya sea un accidente de tráfico o un incendio, y de ofrecer asistencia a los animales de víctimas de violencia de género si éstas no cuentan con allegados que puedan hacerse cargo. La inclusión de estos dos aspectos parten de la última modificación del Código Civil por la que los animales pasan a ser considerados seres dotados de sensibilidad en lugar de cosas.

Los cambios que se pretenden introducir en la nueva ordenanza están todavía en una fase incipiente ya que el ayuntamiento tiene previsto convocar una consulta pública para que entidades animalistas y cualquier persona interesada puedan realizar aportaciones y señalar aspectos que a su juicio se deberían regular, lo que dará lugar al nuevo articulado de la ordenanza, explica Juan José Nevado, policía local que colabora con el secretario en la actualización de los reglamentos de ámbito local que éste ha impulsado desde su llegada a Montserrat.

En el caso de los animales de compañía, destaca Nevado, los cambios que se introducirán -señala que la concejal del área, Eva Bosch, ha mostrado su conformidad- se derivan del nuevo estatus que el Código Civil otorga a los animales. En este sentido, detalla que por lo que respecta a la asistencia a aquellos que puedan verse afectados por un accidente existe un precedente en Lorca, municipio que fue pionero y que incluso llegó a contar con un servicio de ambulancia para mascotas, mientras indica que no tiene constancia de que haya ayuntamientos que hayan regulado la atención a mascotas que pertenecen a víctimas de violencia de género por lo que se trataría de un aspecto totalmente novedoso.

Según explicó, la idea consiste en que la protectora que en Montserrat se hacer cargo de la atención a los animales abandonados asuma de forma temporal el cuidado de las mascotas de cualquier víctima de violencia de género durante el tiempo en que no pueda asumir esa función. Por lo que respecta a la obligación de los servicios de emergencia de asistir a un animal que pueda resultar herido en un accidente de tráfico o que se haya intoxicado por humo en un incendio, señaló a modo de ejemplo, se contempla la posibilidad de contar con un vehículo de Protección Civil apto para el transporte de animales que se utilizaría para el tralado a una clínica veterinaria. «En Lorca hubo una ambulancia específica para el traslado de animales, pero era atendida por voluntarios y duró aproximadamente un año. Nosotros comentamos la idea a la a la concejal Eva Bosch y le pareció bien», explicó.

El Ayuntamiento de Montserrat también aprovechará el proceso de revisión de esta ordanzana para ajustar las sanciones previstas en caso de infracciones para reducir en lo posible el margen de discrecionalidad en la graduación de las mismas y ofrecer seguridad jurídica. De este modo, se pretenden determinar importes fijos para cada una de las infracciones más habituales, así como un porcentaje de aumento o reducción en función de si concurren circunstancias agravantes o atenuantes.

Nevado considera que entre la consulta pública para recabar propuestas a través del Govern Obert, la posterior redacción del texto y el proceso de aprobación del mismo, la nueva ordenaza aún tardará algunos meses en entrar en vigor. En este sentido, estimó que la aprobación por parte del ayuntamiento se podría producir hacia el verano.

Compartir el artículo

stats